× Bahía Hoy La Región Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Horóscopo Tienda RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
Cacerola Sánchez: "Yo no tuve los cojones para suicidarme"

Sin duda alguna, la vida de Carlos Sánchez es muy agitada. El actor y humorista sufrió la pérdida de su primera esposa quien se quitó la vida.

"Yo siempre digo, si mi ex mujer no se hubiera suicidado, estaría con ella. Fue el gran amor de mi vida. La mujer más hermosa que tuve a mi lado. Estaba enferma y decidió suicidarse... Al principio la odié con toda el alma... Estuve preso 11 horas, pero para mí fue una eternidad porque la policía pensaba que la había matado. Mis hijos no pudieron despedirse de su madre", contó Carlos en algunas entrevistas.

Luego de su muerte el actor estuvo enfermo de cáncer y cuando logró curarse rehizo su vida sentimental con Silvia, quien era la mujer que le manejaba todos sus bienes y todo su dinero. Cuando se separaron, Sánchez se fue de la casa con mil cuatrocientos pesos en su bolsillo.

"Yo perdí todo, me fui de casa pero prioricé mi vida", contó esta tarde en "Incorrectas" con Moria Casán y sus vayainas. A raíz de la drástica decisión del Huevo Toresani de quitarse la vida, en el ciclo de América se habló de la depresión. Carlos fue tajante al relatar su historia.

"Yo, sinceramente, nunca lo dije públicamente, no tuve los cojones para suicidarme. Yo, de tener todo, no tuve nada. Elegí volver a vivir y a enfrentar la vida. Una sola frase de mi ex Silvia llevó a que yo me vaya de casa. Me dijo: ´Sos un manipulador, habría que investigarte si no manipulaste a tu esposa para que se suicide´", señaló.

En 2014, Carlos volvió a enfrentar al cáncer. "En el 2010, mi maravillosa mujer y el doctor me obligaron a hacerme un chequeo. Yo nunca en mi vida me había hecho un chequeo y me encontraron un tumor en el riñón. A los 12 días estaba internado sacándome el tumor. A los 8 meses me hice otro chequeo y no me dio absolutamente nada porque el tumor estaba encapsulado y estaba todo bien. Y, en un acto de soberbia mío y de no hacerle caso a mi mujer, de ir a un oncólogo, nunca me hice más nada", sostuvo.

Un nuevo malestar logró llevarlo al hospital y allí las noticias no fueron buenas. "El otro día estuve con un problema de vesícula y me encontraron otra cosa. Me hicieron una tomografía computada y, aparentemente, tengo una metástasis, tengo tomado el hígado, el páncreas, las dos glándulas suprarrenales, una costilla y lo que más me molesta es la pelvis, que es un dolor bastante fuerte (...) Son células del cáncer de riñón que se diseminaron en la sangre. Lo único que me molesta es el dolor en la cadera. Este es el peor cáncer porque es resistente a la quimio", señaló, con notable entereza.

Fuente: Primicias Ya.



Te puede interesar