WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Inteligencia sorprendente

Estudio revela que elefantes se identifican entre sí por un nombre propio

Los animales terrestres más grandes del planeta son muy inteligentes, lo que les permite poseer una gran memoria, resolver problemas y comunicarse con sofisticación.

Un estudio, que incluyó 14 meses de trabajo de campo intensivo siguiendo a los elefantes en un vehículo y grabando hasta 470 llamadas distintas de 101 ejemplares dirigiéndose a 117 receptores únicos, arrojó una impresionante conclusión: estos animales pueden llamarse por su nombre.

Es que, cuando los investigadores reprodujeron ante el mismo grupo de elefantes las llamadas grabadas, cada ejemplar reaccionó al escuchar su “nombre”, ya sea acercándose al interlocutor o devolviendo la llamada.

Cada elefante respondió al escuchar su propio nombre por parte de otro ejemplar de la manada, pero no al escuchar el de los demás, lo que demostró el reconocimiento de los sonidos vocales asociados a su nombre.

Los científicos también vieron que los elefantes, al igual que las personas, no siempre se llaman por su nombre en las “conversaciones”, sino que lo hacen más frecuentemente cuando están a cierta distancia o cuando los ejemplares adultos hablan con las crías.

Los elefantes serían los animales más inteligentes

Los delfines y los loros se llaman unos a otros por su “nombre” pero lo hacen mediante un mecanismo de imitación del sonido de llamada del propio destinatario de ese nombre.

Por el contrario, “nuestro estudio indica que los elefantes no se basan en la imitación de las llamadas de los receptores para dirigirse unos a otros, sino que producen sonidos únicos para referirse a cada ejemplar, al igual que cuando los humanos se llaman unos a otros”, señala uno de los autores, Michael Pardo.

Esta habilidad para la comunicación arbitraria, en la que un sonido representa una idea pero no la imita, está considerada una capacidad cognitiva de alto nivel y abre la posibilidad de que los elefantes tengan pensamiento abstracto.

Los elefantes también se relacionan entre ellos a través de unidades familiares, grupos sociales y una estructura de clanes similar a los entornos sociales complejos en los que se manejan los humanos.

La impresionante capacidad para comunicarse

Además de llamarse por sus ‘nombres’, los elefantes son muy comunicativos: sucesivas investigaciones evidenciaron cómo sus llamadas transmiten todo tipo de información, como la identidad, la edad, el sexo, el estado emocional y el contexto conductual del interlocutor.

Con sus llamadas llegan incluso a coordinar movimientos enteros de una manada a lo largo de grandes distancias. Sus vocalizaciones, desde las trompetas hasta los bajos retumbos de sus cuerdas vocales, abarcan un amplio espectro de frecuencias, incluidos sonidos infrasónicos por debajo del rango audible del oído humano.

La vista, el olfato y el tacto son otras de las herramientas que usan para comunicarse.

Fuente: LB24 / Diario 26.

Lo más leído