WhatsApp de Publicidad
Seguinos

está vivo de milagro

Acusan a panadero de robar en el Noroeste: lo atacaron a batazos

Se llama Eric Guiñazú y asegura que fue brutalmente agredido sin motivo: “Todos me conocen en el barrio, yo no hago esas cosas”.

Eric Guiñazú está vivo, literalmente, de milagro. Dos sujetos los molieron a golpes hace unos 15 días y le ocasionaron serias lesiones. Según denunció, lo acusaron de un robo y lo atacaron con un bate. Todo ante la mirada de sus hijos.

“Fue una desgracia con suerte lo que me pasó. Era cerca del mediodía, vino primero un muchacho a decirme que le había robado, yo salí confiado y le dije que no, que se había equivocado. Me contestó que volvía y me mataba a mí y mi pibe. Después no pasaron ni cinco minutos y volvió con otro tipo, él tenía un bate y el otro un puño, me amenazaban con un arma”, comentó el damnificado con indignación.

Y agregó: “Les dije que no andaba en eso yo, que vendo panificados en la calle, a veces medias. En realidad tuve un accidente con un camión y quedé con discapacidad. A mí me conocen todos en Noroeste, me crie ahí. Cualquiera que sabe que nunca anduve en nada raro. Al tipo le deben haber robado, no sé si herramientas o la Play”.

Consultado respecto de la agresión sufrida, dijo que “fueron como cinco o seis palazos que me dieron en la parte del cráneo, arriba del todo, por eso me hicieron una cirugía de urgencia. A mi señora le dijeron que no la pasaba, que firmara el papel por cualquier cosa, era una operación de alto riesgo”.

“Mis nenes gritaban para que me dejaran de pegar, encima justo venía mi hija de la escuela. Ahora vivo angustiado por lo que pasó, me tienen que andar acompañando, ayer fuimos al hospital y me llevó mi señora porque me mareo, me dejaron bastante mal”, remarcó.

Sobre los agresores, Guiñazú refirió que “le vi cara conocida al muchacho, el hermano dirige una escuelita de fútbol y pensé que era él, después supe que era el otro. Por más que me hayan robado o algo, hay que estar bien seguro para ir a pegarle a alguien, pero no es la manera. Supuestamente, estos tipos agarraron a un chico de 14 años, lo ataron y lo torturaron con una picana. Este chico es sobrino de mi señora y me nombró a mí. Eso fue una semana antes de que me vinieran a pegar”.

“A mí me conocen todos como Eric el panadero, también algunos me dicen rengo, pero es por la discapacidad que tengo. Yo hice la denuncia, pude identificarlos por Facebook. Más de cinco palazos en la cabeza me dieron, también quedé con fracturas de costillas”.

“Cuando salí a discutirle porque yo no era el que buscaban, él se fue a buscar al otro. Después volvieron y entraron corriendo. El del palo decía que me iba a matar en todo momento. El otro me decía que tenía un arma y que me había nombrado el ‘pibito’. Lo único que hice fue cubrirme. Jorge Daniel Acuña es uno, del barrio Noroeste, al otro no lo conozco”, afirmó.

Fuentes judiciales consultadas por la redacción de LA BRÚJULA 24 mencionaron que la causa está a cargo de la UFIJ N° 7. También trascendió que se realizó un allanamiento en un domicilio de Chancay 1755, el que se secuestró el bate utilizado para la agresión. Por el momento no hay detenidos.

Lo más leído