WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en cirugía cardiovascular

Un médico argentino fue distinguido como uno de los 7 sabios de la humanidad

Empezó su carrera como médico en 1973, dos décadas más tarde realizó innovaciones que ahora fueron reconocidas en Atenas, Grecia.

“7 sabios de la humanidad de la década de oro de la cirugía cardiovascular”. Con este nombre, la Primera Clínica de Cirugía Cardiovascular del “Centro Hospitalario Henry Dunant” decidió reconocer a grandes figuras en esta área y el cardiocirujano argentino Federico Benetti fue uno de ellos.

Empezó su carrera como médico en 1973, dos décadas más tarde realizó innovaciones que ahora fueron reconocidas en Atenas, Grecia. La entrega de la distinción al argentino se realizó en un acto efectuado en el marco de un simposio en el Antiguo Salón del Parlamento de Grecia, con los siete destacados cirujanos cardíacos como invitados.

En la Edad Antigua, en Grecia se reconocía a los “Siete Sabios” que eran filósofos, estadistas y legisladores famosos de esa época. Los directivos de la Primera Clínica de Cirugía Cardiovascular del “Centro Hospitalario Henry Dunant” se inspiraron en esa distinción para reconocer el aporte de 7 especialistas en medicina cardiovascular en la década de 1990.

Los otros expertos destacados fueron Gianni Angelini, quien en 1992 fue nombrado Catedrático de Cirugía Cardíaca de la Fundación Británica del Corazón en la Universidad de Bristol. También estuvieron Christopher Salerno, líder mundial en cirugía cardiaca y experto en la realización de complejas intervenciones quirúrgicas a pacientes que padecen una amplia gama de afecciones cardiacas en los Estados Unidos; e Hisayoshi Suma, de Japón, junto a otros médicos reconocidos provenientes de Estados Unidos, India e Italia.

El doctor Benetti reside en la ciudad de Rosario, Santa Fe, y viajó a Grecia para recibir el reconocimiento, una distinción que se hizo por primera vez en la historia de la medicina.

Con sus innovaciones en técnicas y tecnologías, Benetti ha conseguido más de 30 patentes de invención y ha realizado más de 500 presentaciones y publicaciones de su especialidad a lo largo de su carrera.

También centros y entrenó cirujanos en 45 países del mundo. Ha sido profesor invitado de diversas universidades del mundo y tiene reconocimientos tales como el R/D de la Academia de Ciencias y Artes de Chicago a los 100 inventos que modificaron la vida de los seres humanos. E, incluso, es uno de los 50 médicos del mundo que tiene un monumento en la Fundación Hipocrática en la isla de Kos en Grecia.

Uno de los eventos más reconocidos de su labor se relacionaba con la baja eficacia que presentaba el uso de la máquina corazón-pulmón durante las intervenciones cardiovasculares. “En mi cabeza daba vuelta permanentemente el hecho de tener que hacer algo para mejorar esto que nos preocupaba permanentemente”, recordó.

Para brindar una solución, tuvo en cuenta que las arterias coronarias son las que alimentan al corazón y están en su superficie. Es por eso que desarrolló el bypass coronario sin poner el paciente en la máquina de corazón-pulmón, dando nacimiento a la cirugía coronaria sin la utilización de la circulación extracorpórea. Pero fue más allá y luego realizó una operación con una cámara de video, “de manera tal de conectar el bypass, y que el paciente pudiese salir caminando”.

En 1996, Benetti fundó la Sociedad Internacional de Cirugía Cardiaca Menos Invasiva (ISMICS) y en 1990, su propia fundación para fomentar la investigación, la docencia y el enriquecimiento de la ciencia médica en la rama de la cardiología y la cirugía cardiovascular. Lejos de permanecer con estos logros, quien ahora forma parte de uno de los “7 sabios de la humanidad de la década de oro de la cirugía cardiovascular” ahora está desarrollando una técnica de cirugía coronaria ambulatoria.

Fuente: Infobae

Lo más leído