WhatsApp de Publicidad
Seguinos

2 de junio

Día Nacional del Bombero Voluntario: héroes anónimos con vocación de servicio

En esta fecha se conmemora la labor desinteresada de quienes entregan su tiempo y esfuerzo en pos del cuidado de la comunidad.

Cada 2 de junio, Argentina rinde homenaje a esos héroes sin capa que, día tras día, ponen en riesgo sus vidas para proteger a la comunidad: los bomberos voluntarios. Con más de 43.000 hombres y mujeres repartidos en más de 900 estaciones, estos valientes se aseguran de que los 46 millones de argentinos puedan dormir tranquilos, sabiendo que siempre hay alguien velando por su seguridad.

Pero ser bombero voluntario no se trata solo de apagar incendios. Su labor se extiende a una multitud de situaciones: rescates en altura, accidentes de tránsito, y hasta incidentes químicos y biológicos. Además, juegan un papel fundamental en la educación pública, enseñando a la gente sobre prevención de incendios y primeros auxilios.

El origen de esta fecha se remonta a 1884, cuando en el barrio de La Boca, un grupo de vecinos autoconvocados, liderados por Tomás Liberti y su hijo, se organizó para apagar un incendio, dando origen al primer cuerpo de bomberos voluntarios. Desde entonces, su lema “Volere e Potere” (Querer es poder) ha guiado su camino de servicio y sacrificio.

En reconocimiento a su invaluable labor, el Congreso Nacional oficializó en 2001 el 2 de junio como el Día Nacional del Bombero Voluntario. Esta fecha no solo celebra su valentía y entrega, sino que también subraya la importancia de su desinteresado compromiso con la comunidad. Así, cada año, Argentina recuerda y agradece a estos héroes anónimos que, con vocación y coraje, hacen de nuestro país un lugar más seguro para todos.

Con información de Diario AR

Lo más leído