WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en washington

Milei se reunió con Zuckerberg: propuso al país como polo de innovación tecnológico

El Presidente y el CEO de Meta mantuvieron un encuentro en San Francisco para tratar las posibilidades del país como destino de inversiones vinculadas a la inteligencia artificial.

Javier Milei se reunió en Palo Alto con Mark Zuckerberg para ofrecer a la Argentina como polo de innovación tecnológico, en un escenario mundial que ya plantea limitaciones a la inversión vinculada a la inteligencia artificial.

Cuando terminó su cónclave con Zuckerberg, el presidente posteó en su cuenta oficial de X una foto con el CEO de META y una frase en mayúscula que dice: “Fenómeno barrial con Mark Zuckerberg…!!! Viva la libertad carajo”.

El presidente llegó a la cita con el CEO de Meta junto a Karina Milei -secretaria General de la Presidencia-; Luis Caputo -ministro de Economía-; Gerardo Werthein -embajador en Estados Unidos-, Demian Reidel, consejero económico del Poder Ejecutivo y Mat Travizano, que es un experto en tecnología.

El encuentro con Zuckerberg fue el cierre de la gira que Milei inició hace tres días en San Francisco, adonde ofreció una clase abierta en la Universidad de Stanford y se encontró con los CEOs y directores ejecutivos de ChatGP, Google y Apple con el objetivo de presentar a la Argentina como una posible alternativa en el desarrollo de proyectos tecnológicos de última generación.

Durante su visita a California, Milei sorprendió con su discurso ideológico y su mirada económica en Silicon Valley, y abrió un escenario de eventuales inversiones que podrían llegar a la Argentina para evitar las regulaciones ya aprobadas en Europa y actualmente se estudian en Estados Unidos.

China es la tercera posibilidad que tienen los inversores tech, pero en California asumen que estar bajo la órbita de Xi Jinping no sería una decisión estratégica en plena puja global con la Casa Blanca. En este contexto, Argentina ofrecería una oportunidad de negocios basada en la libertad de comercio, espacio territorial y cierta estabilidad en la cadena de suministros.

La posición disruptiva de Milei es un argumento a su favor al momento de fijar su propuesta ante los inversores que buscan nuevos escenarios para sus desarrollos tecnológicos. Anoche, en San Francisco, el presidente hizo un discurso adonde explicó su mirada sobre la guerra en Medio Oriente y recordó sus primeros tiempos en televisión.

“Estaba más solo que Adan en el Día de la Madre”, dijo Milei ante una audiencia que respondió con una carcajada. Lo estaban escuchando treinta empresarios que invierten en Inteligencia Artificial.

Durante esa cena, el presidente resaltó además que “las regulaciones excesivas pueden obstaculizar la innovación y, en última instancia, frenar el crecimiento económico”. Y completó: “Un entorno desregulado es crucial para fomentar la creatividad y el avance tecnológico, lo cual es esencial para mantener un crecimiento económico sostenible y promover la libertad económica”.

En la comida estaban Greg Brockman -co-fundador y Presidente de OpenAI-; Marc Andreessen, co-fundador de Andreessen Horowitz-; John Giannandrea -Vice President Senior en Inteligencia Artificial de Apple-; Alexandr Wang -fundador y CEO de Scale AI-; Shaun McGuire -socio general de Sequoia-; Anatoly Yakovenko -fundador de Solana- y Larry Diamond, Senior Fellow en el Instituto Hoover, todas figuras claves de Silicon Valley.

Karina Milei, Luis Caputo, Gerardo Werthein, Demian Reidel y Mat Travizano también estuvieron en la cena con los inversores tech.

Durante su clase abierta en la Universidad de Stanford, el presidente ayer insistió con su crítica al rol del Estado y elogió la gestión de Luis Caputo en el Palacio de Hacienda.

“El problema es cuando está el Estado. Entonces va, les cobra impuestos a todos y hace un puente. Después hay un montón de personas que viven del Estado, entonces hacen el Ministerio del Puente y empiezan a buscar dónde hacer más. Entonces crean el Ministerio del Agua para poner agua y hacerle un puente”, opinó Milei ante los estudiantes que llegaron invitados por el Instituto Hoover de Stanford.

Después de su disertación en Stanford, el presidente se encontró con Sundar Pichai, CEO de Google. La reunión sucedió en las oficinas centrales de Google en Mountain Blue -California-, y Milei aprovechó la oportunidad para ofrecer describir a la Argentina como un escenario posible para desplegar un polo de innovación tecnológica.

Milei llegó a Google acompañado por el ministro de Economía, Luis Caputo, el embajador ante los Estados Unidos, Gerardo Werthein y el titular del Consejo de Asesores Económicos, Demian Reidel. Al cónclave se sumó el emprendedor argentino Martín Varsavsky.

A continuación, Milei se encontró con Timothy Cook, Director Ejecutivo de Apple, para avanzar en su idea de Argentina como polo de innovación. En esta reunión, el jefe de Estado describió un contexto geopolítico signado por las restricciones legales planteadas por Europa, la ofensiva china para manipular el uso de la inteligencia artificial y las dudas jurídicas en Estados Unidos respecto a los límites que debería tener la inversión tecnológica en el siglo XXI.

Al margen de las distintas reuniones con empresarios tech, el presidente se encontró con estudiantes que pidieron una selfie y alumnos que cuestionaron su posición frente al conflicto en Gaza, causado por el ataque terrorista de Hamas contra Israel el 7 de octubre de 2023.

El encuentro de Milei con dos alumnas que defienden a Palestina -la parte ocupada por Hamas- provocó un inesperado diálogo, adonde el presidente intentó explicar qué había sido el fascismo en la historia del siglo XX.

Las militantes pro Palestina cantaban: “Milei fascista no queremos tu visita”.

El presidente no logró su cometido: las dos alumnas insistieron con sus consignas sin escuchar, mientras el jefe de Estado optó por seguir su camino rumbo al auditorio de la Universidad de Stanford.

Fuente: LB24 / Infobae.

Lo más leído