WhatsApp de Publicidad
Seguinos

todo motores

Fórmula 1: Leclerc hizo la pole y busca sacarse la espina de Mónaco

El piloto de Ferrari fue el más veloz en la clasificación y largará en punta la octava fecha. Verstappen le pegó al muro y partirá sexto.

¿Será el día para Charles Leclerc? Desde pequeño, cuando soñaba con alguna vez correr en autos, su meta siempre fue ganar el glamoroso GP de Mónaco, el de su casa, el que vivió siempre como vecino. Y llegó a la Fórmula 1 a base de un talento nato. Su primera vez en el intrincado urbano fue en 2018, con Alfa Romeo. Resultado: fue su primer abandono en F1. Increíble. En 2019 volvió ya vestido de Ferrari. Resultado: su primer abandono con la Scuderia.

En 2020 la carrera se quedó afuera del calendario por el Covid-19 y volvió en 2021, la edición que más le dolió. Porque hizo la pole, pero cerró la clasificación con un fuerte golpe. El equipo de Maranello no se dio cuenta que un palier había recibido castigo. Resultado: ¡no largó, abandonó en la vuelta de formación! En 2022 metió otra pole, pero Ferrari falló con la estrategia. “¿Por qué hicieron esto?”, brabanaba el monegasco mientras estaba parado en su box. Resultado: cuarto. En 2023 no fue competitivo. Resultado: sexto. En 2024 largará desde la pole, ¿cuál será el resultado?

Leclerc se mostró como el piloto a batir durante todo el fin de semana. Dominó los ensayos del viernes, voló en la tanda libre del sábado y aplastó en la clasificación. Partir desde la pole en Mónaco es tener un 85% del triunfo en el bolso, por la enorme dificultad que presenta la pista para superar autos. ¿Se puede confiar Charles? Ni cerca. “La sensación después de clasificar acá es muy especial. Se siente muy bien, la clasificación no es todo, lo sé por el pasado. Hay que poner todo el domingo, en los años pasados no logramos hacer eso. Necesito una buena largada”, dijo Leclerc. Claro, el refrán dice que el que se quema con leche, ve una vaca y llora. Nada de tener confianza ciega.

Pero, además, Leclerc es un piloto que siempre ha mostrado a las carreras como su punto más débil. Es cierto, en muchas ocasiones sufrió por la falta de ritmo de carrera de los diferentes modelos de Ferrari que tuvo que manejar, pero también ha cometido errores. Los números no mienten: el monegasco acumula 24 pole positions (contando la de este fin de semana) y apenas ganó cinco veces (la última, en Austria 2022). Entonces, el menú de todo lo que le pasó en Mónaco en cada carrera, más su falencia para cerrar en triunfos los tantos buenos sábados que tuvo, hacen que no se confíe. Es que en Mónaco ni siquiera logró visitar el podio y eso que tiene 34 en su palmarés.

Para cerrar la faena, Leclerc dependerá de varios factores, por eso apunta a que nunca pusieron todo en los domingos monegascos. Primero, no deberá cometer errores, evitar rozar los muros y tener una buena largada para evitar los embates de Oscar Piastri, quien picará segundo con el McLaren. “Tengo que tratar de tener una buena largada para liderar desde ahí. Adelantar acá no es fácil”, dijo el australiano. Charles ya está avisado. Será la gran chance que buscará el exmonarca de Fórmula 2 y Fórmula 3 en temporadas consecutivas. Después, será cuestión del equipo, que no falle, que no se equivoque en la estrategia, que las paradas sean limpias. Al menos en las siete carreras corridas este año, la Rossa se mostró prolija en las detenciones. Y después aguantar hasta la bandera de cuadros.

Tal vez la ayuda llegue desde Carlos Sainz, su compañero, quien avisó: “La prioridad es ganar con Charles mañana”. El español intentará ganar el segundo lugar sobre Piastri para llevarle más tranquilidad a Leclerc.

El que la pasó mal fue Max Verstappen. Red Bull sufrió durante todo el fin de semana con los baches y los pianos de Mónaco. No fue como para quedar afuera en Q1 como hizo Checo Pérez, quien se excusó en el tráfico, algo que sufrieron todos. El tricampeón trabajó en cada tanda para tratar de mejorar el rendimiento de su RB20. Todos los integrantes del equipo austríaco se pusieron a analizar datos, todos. Hasta Adrian Newey, quien ya no iba a tener funciones en el equipo de F1 y el viernes estaba vestido de civil. El gurú apareció con la ropita del team el sábado.

El neerlandés apuntaba a tratar de quedarse con el puesto en la primera fila, al lado de Leclerc, a quien ya veía como inalcanzable. Pero en su intento final, con la vuelta recién iniciada, le pegó al muro. Deberá partir sexto y pensar en tratar de sumar la mayor cantidad de puntos, no mucho más. Aunque Leclerc, por las dudas, seguramente no lo debe descartar. No sea cosa que finalmente no se pueda sacar la espina de Mónaco.

Fuente: LB24 / ESPN.

Lo más leído