WhatsApp de Publicidad
Seguinos

CONFLICTO EN AUGE

Crisis diplomática con España: qué riesgos corre la Argentina en materia de comercio bilateral

Un analista en relaciones comerciales internacionales explicó el vínculo actual entre ambos países y aportó algunos números.

Foto Ámbito

La relación diplomática entre Argentina y España entró en tensión este domingo luego de que el presidente Javier Milei tildase de “calaña” a su par europeo, Pedro Sánchez, y de “corrupta” a la esposa del mismo. En términos monetarios, el conflicto podría escalar en relevancia, ya que el país ibérico es uno de los principales inversores en territorio nacional y uno de los socios comerciales más importantes dentro de la Unión Europea.

El investigador y magíster en Relaciones Comerciales Internacionales, Federico Vaccarezza, detalló que España es el inversor europeo más importante en Argentina, con un stock superior a los €15.000 millones (casi u$s17.000 millones). El especialista detalló que la mayor parte de las inversiones provienen del sector financiero, con la participación de firmas como Banco Santander o BBVA, pero que también se verifican acuerdos en energía, turismo y telecomunicaciones. “Es ni más, ni menos que el puente de los negocios del país en Europa”, acotó.

En términos comerciales, el peso de la relación bilateral es algo menor. Tanto las exportaciones a España como las importaciones desde aquel país explican cerca del 2% del total nacional. Sin embargo, dentro del comercio con la Unión Europea sí es un actor de relevancia, ya que es el segundo destino más importante de los productos argentinos y se posiciona cuarto en la tabla de proveedores de artículos importados.

Los resultados de la balanza entre ambas naciones arrojan un superávit constante para Argentina a lo largo de la última década, aunque en 2023 el saldo positivo se redujo hasta los u$s180 millones, de acuerdo con datos del Indec, la cifra más baja desde 2018.

En 2023 las ventas al país europeo sumaron unos u$s1.441 millones. Alrededor del 80% del total exportado suele repartirse entre derivados de la soja (principalmente residuos y aceite) y productos pesqueros (langostinos, filetes de merluza y barcos, principalmente). Dentro del 20% restante se destacan los envíos de girasol y de alimentos como arroz, legumbres y maní.

Mientras tanto, las importaciones acumularon unos u$s1.261 millones. En este caso, la canasta de productos es bastante diversificada, resaltando particularmente productos químicos y petroquímicos (principalmente fertilizantes), autopartes y otros derivados del petróleo (como brea, gasolinas y fueloil), que concentran cerca del 40%. También pueden remarcarse las importaciones de la industria farmacéutica (medicamentos y vacunas) y de la industria siderúrgica, que explican más de 10% del total.

En cuanto a las empresas que participan del comercio bilateral, la mayor parte son del sector agro-industrial y pesquero. Por el lado de las importadoras, encabezan las firmas del rubro automotriz, energético y siderúrgico.

Con información de Ámbito

Lo más leído