WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

El director de hospitales afirmó que la caldera del Penna estará reparada en la semana

Juan Riera explicó que solo afecta a dos áreas del nosocomio provincial. “En la gestión anterior a la nuestra no se hizo mantenimiento preventivo”, denunció.

Juan Sebastián Riera, director de hospitales de la provincia de Buenos Aires, conversó esta mañana con LA BRÚJULA 24, en el marco de la situación que se vive en el Penna, donde no está funcionando la calefacción central, por lo que surgieron las lógicas quejas de los pacientes y allegados a estos últimos que pasan frío, a raíz de la llegada de la ola polar a la ciudad.

Riera comentó en su charla con el periodista Germán Sasso que se él dependen los 84 efectores de la provincia de Buenos Aires, al tiempo que afirmó respecto del nosocomio que funciona en Bahía Blanca: “Es un hospital que cuando nos hicimos cargo tenía cuestiones de infraestructura”.

“Es muy grande y, si bien no es el más antiguo, tiene muchos años. Al asumir nos costó ponerlo operativo, tal como ocurrió con los quirófanos que luego logramos poner en condiciones. Hace unos días venimos trabajando por la rotura de un caño. Tiene dos calderas grandes, una venía trabajando bien y al encender la otra como consecuencia del frío hallamos el desperfecto”, consideró, en otro segmento de la entrevista radial.

Luego, el funcionario lanzó: “En ese proceso se dañó ese caño, se hizo un diagnóstico y se solicitaron los materiales, por lo que hoy ya se está trabajando en la reparación de las áreas de salud mental y clínica médica. Las áreas como pediatría no tuvieron problemas, como en las que tenemos los split que brindan calor. Trabajamos a contrarreloj para que esta semana tenga las dos calderas operativas. En 72 horas debería estar todo funcionando si no surge ningún imponderable”.

“Es un hospital muy referencial en la zona porque tiene una alta complejidad para atender a toda la amplia región. Tiene servicios que no se pueden discontinuar, por eso debemos estar muy atrás de cualquier imponderable como ocurrió ahora. Reconozco que durante la gestión anterior a la nuestra se debieron hacer mantenimientos preventivos, los cuales estaban caídos por falta de pago por seis meses”, infirió Riera.

Por último, diferenció: “Esto no es lo mismo que una casa porque acá los elementos funcionan las 24 horas. Incluso, por estas horas se están bajando los resonadores que hemos comprado para el Penna. No ha habido un gran impacto en lo que tiene que ver con la provisión de medicamentos de terapia intensiva porque centralizamos las compras. Esa fue una de las enseñanzas de la pandemia. Hay algunas situaciones que requieren de alto nivel de autonomía local y otras no para garantizar el abastecimiento y la equidad del sistema”.

Lo más leído