WhatsApp de Publicidad
Seguinos

con viento de cola

Vuelos comerciales alcanzaron velocidades supersónicas y llegaron antes a destino

Los pasajeros dijeron que no sintieron grandes cambios en el trayecto.

Este fin de semana, los pasajeros de cinco vuelos comerciales cuyas rutas cruzaban el océano Atlántico de oeste a este fueron testigos de uno de los hechos más inéditos de los últimos años: una fuerte corriente de vientos impulsó a las naves a velocidades supersónicas de cerca de 1.200 km/h.

Los vuelos se vieron alcanzados por este fenómeno, que aumentó su ritmo crucero habitual de poco más de 925 km/h y derivó en una llegada a destino antes de lo previsto.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos informó en redes sociales que se habían identificado vientos que alcanzaron velocidades de 426 km/h a unos 35.000 pies sobre Washington, casualmente a la altura a la que vuelan estos aviones.

“El lanzamiento del globo meteorológico de esta tarde detectó el segundo viento más fuerte registrado en la historia local, que se remonta a mediados del siglo XX. A alrededor de 34.000 a 35.000 pies, los vientos alcanzaron un máximo de 230 kt (426 km/h). Para aquellos que vuelen hacia el este en este avión, habrá bastante viento de cola”, escribió el servicio.

Estos hechos reavivaron los recuerdos del avión Concorde, ahora retirado del mercado, que por primera vez logró velocidades supersónicas de 2.172 km/h.

Con información de Infobae

Lo más leído