WhatsApp de Publicidad
Seguinos

informe especial

50 familias afectadas por el temporal ya tienen su casa gracias a la ONG TECHO

Tras el convenio con el municipio de Bahía Blanca, en distintos barrios se resolvió la problemática de la vivienda. El próximo 24 se construirán 25 unidades más junto con empresas privadas.

Una de las unidades y los voluntarios mendocinos

Cecilia Corradetti / [email protected]

La ONG TECHO finalizó el pasado domingo 4 de febrero la construcción de 50 soluciones habitacionales (casas con baño y cocina) para distintos barrios carenciados de Bahía Blanca. Se trata de construcciones de emergencia que fueron habitadas “inmediatamente”.

“La gente se mudó con desesperación”, dijo a La Brújula 24 Facundo Reginato, uno de los voluntarios mendocinos que viajó a la ciudad de Bahía Blanca junto con un nutrido grupo de colegas.

Como se recordará, el Municipio de Bahía Blanca había firmado un convenio de colaboración para la construcción de 50 viviendas de emergencia en la localidad con TECHO, con el objetivo de brindar una solución habitacional a las familias afectadas por el fuerte temporal.

El domingo 4 de febrero quedaron finalizadas las unidades y la gente se mudó con desesperación, según palabras de un voluntario

La primera etapa de construcción fue desde el 28 al 30 de diciembre con la participación de voluntarias y voluntarios provenientes de distintos puntos del país.

“La urgencia nos mueve y nos impulsa a aportar una respuesta concreta para las familias que lo perdieron todo durante este temporal. En momentos como estos, es esencial que el Estado, el sector privado y la sociedad civil trabajemos codo a codo para reconstruir juntos la ciudad de Bahía Blanca. Deseamos que toda la comunidad cuente con un techo seguro donde pasar las fiestas de fin de año”, había expresado, en una primera entrevista, Juan Maquieyra, director ejecutivo de TECHO-Argentina.

El acuerdo entre TECHO y el Municipio de Bahía Blanca contempló la construcción de 50 soluciones habitacionales en dos etapas. La primera comprendió la implementación de 42 módulos, 22 de ellos tradicionales y 20 con kit sanitario, del 28 al 30 de diciembre seguida de una segunda etapa con los 8 módulos restantes durante enero.

Una ayuda sustancial y trascendente brindó la ONG Techo en Bahía

La vivienda de emergencia representa una solución rápida y de alta calidad para mitigar los impactos de la crisis climática y habitacional.

En menos de cinco días de trabajo, es posible proporcionar un refugio seguro a las personas afectadas, contribuyendo así a la reconstrucción de la ciudad.

TECHO es una organización de la sociedad civil compuesta por juventudes voluntarias que colaboran con habitantes de barrios populares en Argentina para “trabajar hacia una sociedad más justa y sin pobreza”, aseguran sus organizadores.

Un tramo del trabajo realizado

“A través de nuestra acción colectiva, implementamos proyectos centrados en mejorar la vivienda y el hábitat, así como en promover el desarrollo comunitario. Tenemos una presencia continua en 11 provincias del país: Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Río Negro, Salta, Tucumán, Corrientes, Chaco y Misiones”, agregan en su descripción oficial.

Entre los mendocinos que viajaron a la ciudad figuran Ana Giménez Pozzoli, coordinadora nacional de expansión territoria y miembro del equipo de oficina nacional. También los jefes de cuadrilla Facundo Reginato, Candela Reginato, Vanesa Sosa, Antonella Cerruti, Miranda Valle, Belén Aranda, Agustina Martín y Juan Caparros.

Nuevas unidades durante este mes

Adelantó Reginato que durante ese mes, en el marco de las “Tareas De Verano” (TDV) se entregarán entre 20 y 25 viviendas más articulando con dos empresas locales.

“El 24 de febrero estaremos en Bahía Blanca nuevamente. Las primeras 50 se pudieron concretar gracias al aporte municipal, y en este caso será con la ayuda de empresas privadas”, indicó el voluntario.

Las tareas, en ambas etapas, estuvieron coordinadas por Julieta Bascuñán, directora general de TECHO en Mendoza

“El temporal hizo un desastre y prácticamente todas las viviendas precarias quedaron tiradas abajo. La gente vivía en ranchitos de nylon y en muchos casos ya tienen resuelta esa problemática”, amplió Reginato.

La imagen de los voluntarios de Techo en las puertas del municipio

Más allá de lo sucedido el pasado 16 de diciembre en Bahía Blanca con el temporal que dejó consecuencias devastadoras, la organización trabaja en distintos puntos del país. Por eso busca fondos provenientes de empresas.

“Buscamos mejorar las condiciones de vivienda y hábitat a través del diseño, gestión y construcción de proyectos de vivienda, acceso a servicios básicos e infraestructura comunitaria, en acción conjunta entre pobladoras, pobladores y la juventud voluntaria”, señala la página oficial de TECHO.

Pide, además, sumarse a los más de 40.000 socios que, con su donación mensual, permiten seguir trabajando para superar la pobreza en asentamientos.

Lo más leído