WhatsApp de Publicidad
Seguinos

DESGARRADOR TESTIMONIO

El drama de un exfutbolista inglés por la irreversible enfermedad ocular de su hijo

“Pagaría cada centavo que tengo para que vea de nuevo”, expresó Michael Owen.

Ídolo en Liverpool. Pasos por Real Madrid y Manchester United. 40 goles en la selección de su país, Inglaterra, y un Balón de Oro en 2001. La carrera de Michael Owen, sin dudas, fue muy buena. Sin embargo, el exdelantero hoy transita un complicado presente, pues su hijo James padece de una extraña enfermedad ocular.

James Owen tiene 17 años y a los 8 le diagnosticaron la enfermedad degenerativa de Stargardt, que la padece una de cada 100 mil personas y que no tiene cura. Según él mismo explica, su visión es borrosa y tiene dificultades para ver los diferentes colores y luces, aunque conserva una buena visión periférica.

“Fue bastante duro para nosotros cuando descubrimos que por el momento se trataba de una enfermedad incurable. Supongo que, como padre, mi esposa y yo probablemente nos sentimos mucho peor que James, lo que suena realmente mal. Quieres quitarle todo el dolor, sientes lástima por él cada vez que va al hospital y le ponen nuevas gotas que le pican los ojos y llora todo el día. Nos acostamos todas las noches rezando para que haya algo que pueda curarlo, pero por el momento es una condición que empeora con el tiempo”, detalla Michael para la televisión británica.

“Pagaría cada centavo que tengo para que James vea bien de nuevo. Si pudiera darle mis ojos, intercambiarlos por los suyos, lo haría mañana mismo, por supuesto”, asegura sinceramente.

Con información de TyC Sports

Lo más leído