WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Se dirigió a la población

Milei dio su primer discurso como presidente: “Empieza una nueva era”

El mandatario hizo un duro repaso de la herencia recibida y prometió hacer todos los esfuerzos para evitar “la catástrofe”. “Nos dejaron plantada una inflación de 15 mil por ciento anual”, aseguró.

Tras jurar y asumir como el nuevo presidente de Argentina, Javier Milei brindó su primer discurso como mandatario en las escalinatas del Congreso. Allí el líder libertario aseguró que “hoy comienza una nueva era en la Argentina. Hoy termina una larga era de declive y comenzamos la reconstrucción del país”.

Además, en materia económica, hizo foco en la herencia que recibió y las complejas dificultades económicas que enfrentará su gestión.

El jefe de Estado planteó que el gobierno de Alberto Fernández le dejó “plantada” una “inflación anual de 15 mil por ciento”. Por ese motivo dijo que “no hay una solución alternativa al ajuste”.

Ese ajuste, prometió, “caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”. “La conclusión es que no hay alternativa al ajuste y no hay alternativa al shock, naturalmente eso repercutirá de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, la cantidad de pobres e indigentes”, sintetizó.


Milei habló en las afueras del Congreso, frente a la Plaza, rodeado de presidentes y líderes de todo el mundo que llegaron a la Argentina para participar de los actos protocolares de asunción. Fueron 34 minutos y en un clima casi de verano, con sol radiante y 26 grados de temperatura.

En el escenario estuvieron en primera fila y a la derecha del presidente electo Zelensky, el armenio Vahagn Jachaturián, el chileno Gabriel Boric y el rey Felipe VI de España. Y a su izquierda el paraguayo Santiago Peña, el uruguayo Luis Lacalle, el ecuatoriano Daniel Noboa, Viktor Orban (Hungría) y el expresidente de Brasil Jair Bolsonaro.

“Habrá estanflación, es cierto, pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años”, desarrolló.

“Recordemos que en los últimos 12 años, el PBI per cápita ha caído 15% en un contexto donde acumulamos 5000% de inflación; hace más de una década que vivimos en estanflación, por lo tanto este es el último mal trago para iniciar la reconstrucción de Argentina”, agregó el mandatario.

“En el corto plazo la situación empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo habiendo creado las bases de un crecimiento sólido y sostenible en el tiempo. Sabemos que no todo está perdido. Los desafíos son enormes pero también nuestra capacidad para superarlos. No va a ser fácil. 100 años de fracaso no se deshacen en un día, pero un día empieza. Y hoy es ese día”, completó.

Con información de Infobae

Lo más leído