WhatsApp de Publicidad
Seguinos

creciente expectativa

Columnista económico de La Brújula 24 habló de las medidas que tomaría Milei

Mauro Trellini trazó un posible escenario de los primeros meses de gestión del presidente electo.

Javier Milei. Foto de archivo

El columnista económico de La Brújula 24 Mauro Trellini se refirió este viernes a las medidas que tomaría Javier Milei una vez que asuma el domingo la presidencia de la Nación. Se trata de decisiones que el electo jefe de Estado anticipó en la campaña y que girarían, básicamente, en torno de una drástica reducción del gasto público y la transición hacia un estado de “estanflación”.

“Cuando Milei habla de hacer un recorte del 5,5% del PBI, te dice que va a entrar con motosierra al gasto público, que es lo que dijo en campaña. Massa se patinó más de 2 puntos del PBI en gastos de campaña (devolución de IVA, adelantamiento del mínimo no imponible, etc) que nos beneficiaron en lo inmediato, pero que ahora hay que pagarlas. Es como decir ‘a este restaurante nunca entré, es carísimo; entro, me dejaron comer y ahora hay que pagar’. Con eso, Milei lo que dijo es lo que piensa bajar el gasto público en términos nominales de dinero relacionados con el Producto Bruto Interno. Es un recorte de 20 mil millones de dólares”, explicó Trellini a “Bahía Hoy”.

Respecto del rol del Banco Central, el especialista bahiense dijo que no es posible que este organismo “esté a disposición del dinero que necesita el Estado”, siendo imprescindible que conserve su independencia.

Acerca de la anunciada quita de subsidios en sólo tres meses, Trellini indicó: “Las tarifas están atrasadas en término del valor de equilibrio o de costo relacionado a la producción entre cuatro o cinco veces. No sé los números exactos porque no soy ministro de Energía como para saber cuán atrasado está el sistema, pero la idea es cuadruplicar el costo actual”.

En cuanto a la obra pública, el columnista de LB24 planteó que se aplicaría un freno en los primeros seis meses de gestión. “Eso es para las que están en ejecución porque seguramente va a haber un diagnóstico y una puesta en escena de todo lo que hay trabajando”, manifestó. “Cuando las obras tienen la posibilidad de un flujo que genere repago, son demandadas y deseadas por muchos privados: una autopista o el derivador, por ejemplo. El problema es cuando tenés obras públicas que son necesarias para la sociedad pero no tienen rentabilidad, como una represa”, agregó.

Trellini también fijó su punto de vista en otras políticas que implementará la gestión Milei en temáticas como importaciones; la prórroga del presupuesto 2023 para congelar gastos; o la conversión de empresas públicas en sociedades anónimas para facilitar su venta.

“Vamos a ver qué se anuncia y cómo se anuncia”, advirtió el profesional.

LA COLUMNA COMPLETA DEL ECONOMISTA DE LA BRÚJULA 24

Lo más leído