WhatsApp de Publicidad
Seguinos

ricardo germani

Fiesta descontrolada: ex juez de Faltas afirmó que la Municipalidad podía clausurar

La explicación del profesional en el aire de La Brújula 24.

El ex juez de Faltas, Ricardo Germani, habló esta mañana en La Brújula 24 respecto de la manera de actuar frente al desarrollo de fiestas clandestinas. La charla surgió tras lo ocurrido en el barrio Los Chañares, donde un grupo de vecinos denuncian a “personas poderosas” por el armado de este tipo de eventos.

“En primer lugar hay que decir que hay una ordenanza vigente que regula los permisos, la cual es bastante exigente. Por eso, hay que determinar si esa fiesta estaba autorizada, aunque la misma tiene límites. Tiene que acomodarse a las exigencias. Una de ellas es el control de venta de alcohol, las entradas con autorización previa, el decibelímetro que se aplica para los ruidos molestos”, consideró el profesional.

Y agregó: “Si la fiesta no está autorizada, directamente opera la ordenanza vigente. No existe la posibilidad de hacer una fiesta de esa magnitud si no es de conocimiento de la Municipalidad”.

“Arriba de eso se puede acreditar venta de entradas y de alcohol. Estas cuestiones se neutralizan con denuncia previa, no hace falta que la gente que está en la casa de la fiesta se entere de la medición del tope de ruidos, porque lo hace Fiscalización con un respaldo que no contamina el ruido. Y se toma de afuera de la casa, en un lugar lo más próximo posible”.

Más frases de Ricardo Germani en el aire del programa “Bahía Hoy”, por La Brújula 24:

“La gente que emite el ruido no se entera que hay gente analizando el tipo de ruido. Eso de que bajen la música antes me suena raro, si hay denuncia Fiscalización no va ahí, va a una casa lindera”.

“Si la medición se hace de forma correcta y supera los topes, se puede notificar a la gente que organiza el evento que se clausura el mismo. Puede pasar que la gente se niegue a irse, entonces cómo está previsto en el código de actuación, se recurre a pedir auxilio a la fuerza pública. Todos esos recursos existen”.

“No veo que sea conveniente asumir que hay cierta clase de celebraciones que se pueden hacer sin ningún límite y que las autoridades son impotentes para actuar, porque no es verdad, los recursos están”.

Lo más leído