WhatsApp de Publicidad
Seguinos

investigan el origen

Recuperan documentos históricos firmados por Mitre y Roca que vendían en internet

El vendedor fue procesado por encubrimiento agravado por el ánimo de lucro.

Cuando fue indagado, R.J., empleado de la Jefatura de Gabinete, explicó que siempre había tenido “un gusto especial” por los libros y, sobre todo, por la “temática relacionada con la tinta y el papel”. Entonces, cuando vio en Internet la oferta de “documentos históricos originales” decidió comprarlos. Fue septiembre de 2021, dijo, y pagó el equivalente a 20 dólares.

Después de un tiempo decidió venderlos y los publicó en la web. Sostuvo que nunca pensó que podía tener consecuencias penales por eso. Pero las tuvo: fue procesado por encubrimiento agravado por el ánimo de lucro; los manuscritos que había puesto a la venta tenían “interés histórico” y no podían estar en manos de particulares.

Así se desprende de la resolución firmada por el juez federal Sebastián Casanello, en la que procesó sin prisión preventiva al sospechoso y trabó un embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 164.700 pesos.

Según el expediente judicial, se le imputa a R.J. “la posesión, el ocultamiento y el intento de comercialización de dos folios unidos, fechados en 1879, incompletos, con firma de Julio A. Roca, originales, con marcas de haber pertenecido a un expediente del que fueron arrancados; una nota oficial fechada en 1867 dirigida al ministro de Guerra y Marina, brigadier general Wenceslao Paunero, con sello del Archivo General de la Armada, y una nota dirigida a la Subsecretaría del Departamento de Guerra y Marina, firmada por el vicealmirante Francisco Seguí con el folio original con filigrama y sello del Archivo General de la Armada”.

La investigación comenzó tras un “ciberpatrullaje” del Departamento de Protección del Patrimonio Cultural de la oficina de Interpol Buenos Aires de la Policía Federal Argentina (PFA), que detectó que un usuario de Mercado Libre ofrecía a la venta “documentación oficial histórica”: documentos firmados por Bartolomé Mitre y Julio A. Roca, entre otros.

Tras el hallazgo en la Web, el juez Casanello dispuso que se remitieran capturas del material al Archivo General de la Nación (AGN) para que especialistas se expidieran respecto de la autenticidad de los documentos.

Tras la información recibida del AGN, se pidió a Mercado Libre que facilite los datos referidos al usuario que ofrecía a la venta aquella documentación histórica. Se determinó que se trababa de una mujer, empleada administrativa de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Era la madre del sospechoso. Tenía como domicilio registrado un departamento situado en Balvanera.

Por disposición de Casanello, los documentos recuperados fueron entregados al Archivo General de la Nación.

Fuente: TN

Lo más leído