WhatsApp de Publicidad
Seguinos

suba del dólar

“Ya recibimos listas con aumentos de hasta un 25%”, dijo un supermercadista bahiense

Javier Báncora detalló los rubros que más subirán. “El impacto en los precios se reflejará entre hoy y el jueves”, comentó. También opinó un técnico informático que compra los insumos importados.

La economía del país enfrenta turbulencias después de una abrupta devaluación del peso frente al dólar, con consecuencias que abarcan desde el aumento de precios hasta negociaciones en busca de estabilidad.

El dólar mayorista subió un 22% en solo un día, generando preocupación. Uno de los resultados más inmediatos fue el traslado a precios. Al respecto, Javier Báncora, titular de la cadena de supermercados La Banderita, explicó en LA BRÚJULA 24 lo que está ocurriendo y cómo planifican afrontar el momento de incertidumbre en los bolsillos.

“Hay un movimiento muy fuerte, muchas empresas ya mandaron listas y otras cortaron la venta. También tenemos casos de algunas que cortaron los pagos a través de las cuentas corrientes y el movimiento de precios va a ser entre hoy y el jueves. Algunas listas subieron entre un 10 y un 25%”, comentó Báncora, en el programa “Bahía Hoy”.

Luego, reveló que “el rubro más afectado es el de los pañales, productos de limpieza y perfumería. También se produjo un incremento en los valores del café. Todos los meses veníamos aumentando entre un 5 y un 7% y cuando pasan estas corridas cambiarias se les agrega esta suba”.

“Es agotador, ya no sabés cuál es el precio de referencia. Lo más grave es la interrupción de la cuenta corriente porque si venís con una estructura de pago ordenada, te podés quedar sin mercadería. Los mismos proveedores, al perder las ventas, hacen que uno tenga que pararse”, sintetizó, en otro segmento de la entrevista radial.

No obstante, reconoció que “al cliente no puedo decirle que no se acepta la tarjeta de crédito, más allá de que nosotros terminamos cobrando entre los 21 y los 40 días posteriores. La gente está resignada, tenemos que ser prudentes y aumentar a medida que recibimos las listas, con los márgenes que corresponden”.

“Tratamos de ser competitivos con ofertas, necesitamos vender para pagarle el sueldo a mis empleados, no escondemos la mercadería. Pero los precios deben ser actualizados para no tener que usar la rentabilidad. No hay faltantes de ningún rubro por ahora, hay proveedores que han frenado las ventas para acomodar los valores. Mercadería hay y todos necesitan facturar para asumir los compromisos y gastos”, indicó Báncora.

Por último, el supermercadista se esperanzó en que “siendo optimista, el aumento del dólar oficial que impactó en el blue es un cimbronazo, pero que dará algo de estabilidad cambiaria hasta las elecciones de octubre. Es una pequeña esperanza, más allá de los incrementos fijos de cada mes. Si comparás los tickets de un año a otro, la gente compra menos cantidad de artículos”. 

Ventas online

El técnico informático Ariel Santecchia comentó cómo impactó la incertidumbre de un lunes que quedará marcado como la jornada en la que todo aumentó. En su caso particular, requiere de insumos importados para poder llevar adelante las tareas de mantenimiento de los equipos.

“Ayer estuvo bastante bloqueado todo, atado a las novedades que venían de múltiples frentes. Sobre la tarde comenzó a aclarar el panorama y la jornada cerró bastante estabilizada en mi rubro. Cuando se estableció que el dólar oficial subía un 22% se normalizó. Algunos colegas aún no habilitaron las ventas, pero a nivel local ya está todo funcionando normal”, comentó Santecchia, en LA BRÚJULA 24.

Luego, aseguró que “los valores en las páginas están en dólares y al momento de la compra en línea, la misma está relacionada con esa cotización. Desde que se formalizó la venta en pandemia, se automatizó la transacción, se hizo un sistema más práctico que toma como referencia el precio de la moneda extranjera para definir el valor del producto en pesos, más allá de que la compra se haga localmente”.

“Cuando le cotizo a un cliente, le convierto el importe final a pesos, especificando que estará atado al dólar porque el producto está alineado a la variación del dólar. Hay momentos en los que hay corridas internas, cuando cambia la carga impositiva que modifica el gobierno e impacta, terminando en varios casos la caída de la negociación”, advirtió, en otro segmento de la entrevista en el programa “Bahía Hoy”.

Por último, Santecchia reflejó que “el cambio del dólar blue no nos genera impacto, de lo contrario sería imposible por su modificación de la cotización permanente. No faltan insumos, quizás no hay primeras marcas, pero el cliente termina teniendo su producto. Se complica más cuando los equipos tienen un nivel superior y se complejiza la búsqueda de stock”.

Lo más leído