WhatsApp de Publicidad
Seguinos

CERCA DE LA META

Llegó una silla a motor para Lauty: qué hace falta para que funcione

El bien fue donado por un vecino de Sierra de la Ventana, que viajó para hacer la donación. Allí estuvo La Brújula 24. Melisa, madre del nene, detalló cuál es el próximo objetivo.

Lauty, feliz en la silla a motor (a reparar) que donó un vecino de Sierra de la Ventana. Foto Pablo Noir / La Brújula 24

Lauty es un nene con una fortaleza increíble. Sufre parálisis cerebral y está por finalizar la escuela primaria. Vive con sus padres y hermanos en una humilde casa de Villa Muñiz. Este miércoles despertó expectante. Sabía que le iban a entregar una silla a motor. Sus ojos se iluminaron cuando la vio. De hecho lo subieron en la silla y no se quería bajar. La donación llegó desde Sierra de la Ventana de la mano de Nelson Davis, quien supo de la necesidad a través de la publicación que se hizo en el diario digital de La Brújula 24.

Melisa, madre del nene, expresó su alegría y agradecimiento por la donación en diálogo con el móvil de “Hora Pico”, programa que conduce Marianela “Pipi” Romay. Asimismo advirtió que necesita dar con un técnico o ingeniero electrónico que pueda poner en funcionamiento la silla.

“La verdad que estamos muy contentos con Nelson. Tenemos un sueño que es que Lauty pueda manejarse en su silla motora y que pueda tener una mejor calidad de vida. Ahora mi preocupación pasa por dar con la persona que la pueda hacer funcionar a la silla. Necesitamos comprar las baterías y otras adecuaciones para que la pueda usar, pero hay que destacar que teníamos un presupuesto de 4 millones de pesos para comprar una silla nueva. Nelson nos permitió dar un gran paso hacia el objetivo”, explicó.

Entre lo recaudado por la misma familia y los aportes que pudo reunir Luis “Paquillo” Sánchez, otrora delantero de Villa Mitre, se juntaron más de $600 mil que servirán para comprar los implementos que sean necesarios para readecuar la silla.

“Si alguien sabe de una persona que sepa poner en funcionamiento esta silla, que por favor se comunique conmigo”, expresó Melisa, a quien se puede contactar a través del 2914446297.

Lauty en la silla. Completan la imagen Nelson Davis (primero de la derecha) y su hijo; Melisa y Leo, el papá del nene.

La mamá dijo que han recibido infinidad de donaciones de personas que hicieron grandes esfuerzos para colaborar. Desde jubilados a trabajadores que se ganan el sustento día a día, no quisieron quedarse fuera de la colecta y sumaron su “granito de arena”.

“Todo sea por Lautaro, por poder poner en funcionamiento esta silla. Estoy contenta y a la vez preocupada en poder conseguir lo que nos hace falta para que pueda usarla Lauty. Él está contento y entusiasmado”, afirmó la madre del nene.

Lauty no quiere dejar de ir a clases ni los días de lluvia. “Me toca estar en el lugar de mamá para que él pueda tener una mejor calidad de vida. Estoy moviendo cielo y tierra para que tenga su silla y lo demás que necesita. Sus hermanos son muy cariñosos con él”, explicó.

Lo más leído