WhatsApp de Publicidad
Seguinos

“me contó de todo”

Wanda Nara habló de su enfermedad con Ángel De Brito

El conductor de LAM ventiló detalles de la conversación de la conductora, que viajó a Estambul.

Las declaraciones pegaron fuerte. Wanda Nara confirmó que atraviesa una enfermedad y que inició un tratamiento para combatirla. El conductor Ángel de Brito lo confirmó el lunes por la noche cuando dio a conocer que mantuvo una “extensa” charla con la empresaria: “Fue una conversación muy larga en la que me contó de todo”, dijo De Brito. “Me confirma la enfermedad que está atravesando, claramente, con nombre y apellido, me la dijo. Pero sigo eligiendo que la diga ella. Lo va a contar Wanda, porque se lo pregunté”, enfatizó.

Asimismo, comentó que Wanda Nara está “focalizada en su tratamiento” y en sus hijos, pero que toda su familia está en “shock”. “Me dijo: ‘Voy a ir y venir varias veces, seguramente, porque Valentino está allá jugando en River’. Y me pone: ‘Las mamás queremos que todos sean felices. Y él, ahí jugando en su equipo, es feliz. A mí me cuesta porque, obviamente, me tengo que separar’. Pero su hijo sigue acá”, señaló.

Por otra parte, confesó que la modelo se encuentra “bien, en shock y asimilando”, pero que cuando pueda ella misma entender lo que le sucede quizá lo cuente públicamente. “Fue duro porque me enteré por la tele. Nadie me decía, no me confirmaban un diagnóstico”, dijo De Brito.

“Obviamente, los médicos con cautela no le decían: ‘Tenés tal o cual cosa’. Porque querían ser específicos. De hecho, se hace los primeros estudios que son de sangre y que son los que dan los valores mal, y después va a Fundaleu, a otra institución, que es donde la empiezan a tratar con más rigurosidad. Y es donde empieza su tratamiento y la medicación”, contó.

En este cuadro de situación, mencionó que todo surgió a raíz de un examen rutinario de análisis de sangre. “Antes de ese resultado, me aclara Wanda, nunca le confirman a nadie. De esa manera trabaja la institución”, siguió y añadió: “En un primer momento entraban enfermeras llorando y me abrazaban. Y yo le decía a Mauro: ‘Me voy a morir y no me lo dicen’”.

Con información de El Día

Lo más leído