WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La respuesta

Mario Martínez: “Nos dijeron bahienses de mierda”

El presidente de San Francisco salió a aclarar mediante un comunicado los hechos tras el partido entre el Celeste y los tandilenses.

Fotos: prensa Club Liniers

Tras la acusación de Gimnasia y Esgrima de Tandil contra Mario “Pelusa” Martínez tras la victoria de San Francisco por 2 a 1 por la ida de las semifinales del torneo Clasificatorio, llegó la respuesta del papá de Lautaro.

En el escrito, el club tandilense, acusó una supuesta agresión hacia un jugador del club por parte de Mario “Pelusa” Martínez y además que no había agua en el vestuario visitante del doctor Alejandro Pérez, del club Liniers, donde se jugó el partido.

Por otro lado, San Francisco emitió un comunicado firmado por Mario Martínez en la que cuenta su versión de los hechos:

“Como responsable y titular de la Institución me siento totalmente a disgusto por los hechos acontecidos después del encuentro entre nuestro Club, San Francisco, y Gimnasia y Esgrima de Tandil. En ese momento quiero aclarar que un jugador del equipo tandilense me insulta y me agrede verbalmente afirmando que perdieron el partido porque el árbitro supuestamente estaba pago para que ellos sean perjudicados, a lo que le digo que se tranquilice y que estaba equivocado. Esa situación no pasó a mayores porque cada uno se dirigió a su vestuario.

Minutos más tarde, un integrante del Cuerpo Técnico de San Francisco me manifiesta que no hay agua en las duchas, por lo que, inmediatamente, me comunico con personal del Club Liniers (donde se disputó el partido) con el fin de solucionar el inconveniente. Todo esto fue comunicado a un integrante visitante que se encontraba en la cancha de básquetbol (pegada a la zona mixta).

Cuando regreso a vestuarios para saludar y despedirme el mismo jugador involucrado anteriormente (Leonardo Gogna) vuelve a insultarme, gesticulando y recriminandome en la cara (palabras textuales) lo siguiente: “es una vergüenza que no haya agua. Son un desastre. Que se creen estos bahienses de mierda, siempre lo mismo”. Le pido que se calme, nuevamente, que estaba tratando de solucionar el problema, que nosotros tampoco teníamos agua, que no era mi Club y que no dependía de mi. No obstante, siguió increpandome en la cara alzando su tono de voz, por lo que trato de sacármelo de encima empujándolo hacia atrás. En ese momento dialogo con un allegado al Club tandilense explicándole la reacción del futbolista de su equipo y pidiéndole mis disculpas (son aceptadas con un apretón de manos) por la reacción que tuve.

Todos saben quien soy y como me manejé durante toda mi carrera como futbolista y en mi vida personal. Nunca jamás tuve un altercado o problema. Siempre fui una persona mediadora. Estoy totalmente en contra de la violencia y a favor del respeto y el Fair Play”.

La revancha de las semifinales del Clasificatorio se jugará el próximo miércoles en Tandil, y al Santo le alcanza con un empate para ser finalista.

Lo más leído