WhatsApp de Publicidad
Seguinos

todo motores

Fórmula 1: Verstappen manda en Silverstone

El neerlandés de Red Bull volvió a dominar este viernes. La gran sorpresa la dio el rendimiento de la escudería Williams.

Max Verstappen dominó. Fin de un escueto comunicado que es aplicable a cualquier fecha de Fórmula 1 en estos tiempos de dominio abrumador del bicampeón con su Red Bull. El arranque del GP de Gran Bretaña, que se vive por Star+ (no incluye México) no tenía por qué ser la excepción y, claro, no la fue: se ubicó en lo más alto en ambos entrenamientos. Ante un día más en la oficina para el neerlandés, lo más destacable del primer día de actividad en Silverstone fue el resurgir de Williams, el histórico equipo de Grove, que se mostró muy competitivo con Alex Albon en el tercer lugar y el novato Logan Sargeant, quinto.

Williams es el segundo equipo más laureado de la historia de la Fórmula 1 con nueve títulos de Constructores, apenas superado por Ferrari (único team con presencia perfecta en todas las temporadas y que acumula 16). La escuadra fundada por Sir Frank Williams ganó 114 Grandes Premios y por sus huestes pasaron pilotos de la talla de Alain Prost, Ayrton Senna, Damon Hill, Jacques Villeneuve, Nelson Piquet, Jenson Button y Nigel Mansell, solo por nombrar algunos. Senna no fue el único latinoamericano que corrió en el team. Se suman el colombiano Juan Pablo Montoya, el venezolano Pastor Maldonado y el argentino Carlos Alberto Reutemann. Y justamente en el día que se cumplió el segundo aniversario de la muerte de Lole, subcampeón de 1981, Williams pegó un zarpazo con Albon y Sargeant, al menos en un ensayo.

Los años dorados del equipo inglés entraron en un larguísimo cono de sombras del que no puede salir. No gana una carrera de Fórmula 1 desde el GP de España de 2012, de la mano de Maldonado. La sequía de éxitos ya alcanzó las 225 carreras y la cuenta amenaza con extenderse mucho más. Y en el rubro títulos, no suma desde 1997, cuando logró el doblete de Constructores y pilotos (Villeneuve fue el monarca). En cuatro de las últimas cinco temporadas, Williams terminó último en el Mundial de equipos.

En 2012, Frank Williams delegó el manejo de la escudería en su hija Claire, quien lo llevó adelante como pudo, sumida en una grave crisis financiera que obligó a poner históricos autos, convertidos en piezas de museo, como avales para recibir préstamos que aliviaran sus escuálidas arcas. Los malabares de Claire y su grupo de trabajo sostenían al equipo en pista, con matices. El arranque de la pretemporada 2019 fue sin los autos del team en pista porque no se llegó con la construcción, por falta de recursos. El golpe de gracia para Williams llegó en 2020 con la recisión unilateral que hizo la empresa Rokit, que había firmado un vínculo de main sponsor un año antes y por tres temporadas. En medio de la pandemia, el golpe fue fulminante. El rescate llegó de la mano de Dorliton Capital, que adquirió la totalidad de la escudería en 152 millones de euros.

Los nuevos bríos que llegaron de la mano del consorcio estadounidense acomodaron las finanzas, pero no los resultados. Williams siguió en el fondo de la tabla, salvo en 2021, cuando volvió a visitar un podio de la mano de George Russell en la pantomima que fue el GP de Bélgica.

Para el ejercicio 2023, Williams decidió dar un golpe de timón. Cuando el runrún apuntaba a una posible venta de parte de Dorliton, finalmente la decisión fue meter mano y hacer cambios. Jost Capito, director del equipo, dejó su puesto y fue reemplazado por James Vowles, quien llegó cargado de experiencia tras su paso como director de estrategia de Mercedes. La alianza entre el tema inglés y la marca alemana (le provee motores) fue clave para la liberación del ingeniero inglés. “Hay algunos elementos que tienen 20 años de antigüedad, lo que tiene sentido si piensas la historia de este equipo. La inversión que ha tenido durante 20 años ha sido cero y ahora ha aparecido una empresa de inversión”, dijo Wolves.

La desactualización tecnológica también afectó al personal: “Si tomas un grupo de personas y lo escondes… Evolucionan en diferentes etapas, la visión de excelencia es completamente diferente a lo que realmente es hoy, hay que avanzar en ciertas cosas. Mucho del trabajo que les he pedido que hagan es como hacer el desarrollo de tres años en seis meses, pero ese es el estándar. Aquí hay que dar un paso intermedio, mostrarle a la gente el camino, guiarlos y asegurarte de apoyarlos y proporcionarles un equipo que les permita hacer lo mismo”, cerró el británico, quien quiere encabezar el resurgir de un gigante que está en medio de un sueño muy pesado.

Albon tomó las riendas como piloto principal y el séptimo puesto de Canadá fue la primera muestra de clara mejoría. Y en Silverstone, la carrera de local (la base del team está a 67 kilómetros del circuito) llegó lo mejor del año. Es cierto, se trató apenas del primer día de actividad, con los ensayos. Pero el tailandés se metió tercero en las dos tandas. Y Sargeant, quien llegó a su asiento desde las inferiores del equipo (lugar en el que hoy está el argentino Franco Colapinto) fue quinto. Es apenas el inicio de un largo fin de semana, pero ambos FW45 se mostraron rápidos y con buen ritmo de carrera al cargar combustible.

Verstappen dominó. Ferrari se mostró competitivo con Carlos Sainz pegado al neerlandés y complicado con Charles Leclerc (un problema eléctrico no lo dejó girar en la segunda tanda). Mercedes se mostró amenazante con su ritmo de carrera, pero no pudo cerrar un giro rápido con Lewis Hamilton y George Russell. Pero lo más importante de Silverstone es que volvió Williams. Al menos, por un rato.

Fuente: LB24 / ESPN.

Lo más leído