WhatsApp de Publicidad
Seguinos

aseguró que tiene pruebas

El dueño de Paolo afirma que “los que se pelearon no habían estado en mi boliche”

Marcelo Rossi dijo que en el video se ve que usaban ropa deportiva y mochilas: “Así no entran a mi establecimiento”. Y promete aportar a la Justicia las imágenes de las cámaras de seguridad de su local.

Marcelo Rossi es dueño de Paolo Disco Bar y en diálogo con LA BRÚJULA 24 analizó lo sucedido durante la madrugada del último domingo a una cuadra de su boliche, donde un joven fue víctima de una brutal golpiza en el marco de una pelea que involucró a otras personas y que está siendo investigada por la Justicia, luego de que se publicara la noticia y el video por este diario digital.

Rossi, que acredita 21 años como titular del lugar, aseguró que los implicados en la trifulca no estuvieron en el interior del local nocturno antes del lamentable hecho que ya recorre las pantallas de todo el país y que, inevitablemente, remite a lo sucedido con Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, cuyo juicio oral se sustancia por estas horas.

“Si uno hiciera las cosas tan mal, el negocio no hubiese durado tanto tiempo, en un rubro como este. Esa gente no estaba en nuestro establecimiento. No sé qué pasó, ahí había gente con pantalón y camiseta de fútbol, mochila y gorra. Así no concurren a nuestro local”, consideró, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Además, destacó que “tenemos 16 cámaras y junto con un técnico revisamos una por una, las nuestras tienen mejor definición. Cuento con un pendrive y me voy a presentar a la Justicia. En el video se puede ver que uno le dice ‘me rompiste el auto, qué querías hacer’. Como en todos los boliches, alguna vez tuvimos alguna pelea a la salida del boliche, como ocurre en Fuerte Argentino, no es algo de un sector de la sociedad”.

“Cuando la gente se va a 200 metros del negocio, no sé qué pasa porque no lo podemos acompañar hasta la puerta de sus casas. No somos el único bar o boliche del sector, trabajamos con gente de más edad, que no van vestidos como los que se ven en el video. La noche no es fácil y debemos poner mucho hincapié en la seguridad, nosotros como todos los boliches no vendemos café con leche”, aseguró, en otro segmento de su testimonio radial.

Y fue aún más allá: “El sábado tuvimos una noche totalmente tranquila y tengo las imágenes que así lo demuestran. Estuve en la puerta toda la noche. Lo ocurrido fue algo aberrante, nadie puede estar a favor de eso. No tengo idea de qué pasó en esa secuencia, estaban vestidos con ropa deportiva y así no entra nadie a mi bar. El cierre de nuestro establecimiento lo hace la jurisdicción Primera, con los móviles, al igual que en cualquier otro boliche”.

“La gente que vive en Fuerte Argentino no está contenta con 10 o 15 mil personas circulando toda la noche. En mi caso, no soy el único boliche del sector y me molesta que lo hayan asociado con el mío, trazando un paralelo con el caso Báez Sosa. Cumplimos con todos los requerimientos”, resaltó Rossi.

Por último, evaluó que “el 80% de las dificultades que surgen en los boliches surgen de afuera hacia adentro, esos encontronazos surgen entre personas que se conocen de afuera. El evento ocurrido fue lamentable pero me queda la tranquilidad de que esas personas no salieron de mi establecimiento. Siempre vamos a recibir críticas, pero las aceptamos porque el trato con los vecinos es bueno”.

Lo más leído