WhatsApp de Publicidad
Seguinos

absoluciones y polémica

Caso Herro: “Estamos totalmente en desacuerdo y vamos a apelar”, dijo el fiscal

Gabriel Lopazzo habló con La Brújula 24 y dijo que “ojalá podamos revertir esta medida, ahora lo tendrá que resolver la Cámara”.

El fiscal Gabriel Lopazzo –UFI Nº16 de Tres Arroyos– dialogó esta mañana con el equipo periodístico del programa “Bahía Hoy”, que se emite por LA BRÚJULA 24, respecto del fallo que absolvió a todos los imputados del caso Herro. Y anticipó que se apelará dicha resolución.

Lopazzo había solicitado hasta 4 años y medio de prisión para Eugenio Valentín Herro, Gustavo Adolfo Herro, Juan Alberto Marini, Enrique Mario Pérez Ronda, María Josefa Rodríguez y Hugo Adobatti, por entender que se quedaron de manera fraudulenta con la herencia del hijo del contador Adolfo Herro, que fue asesinado en el 2005.

A sabiendas de que Herro tenía un hijo, según quedó plasmado en la investigación, los procesados se apuraron a disponer de sus bienes evitando que Maximiliano Rodríguez Labastía llegara a ser declarado heredero universal en un futuro. Pero el doctor Gabriel Giuliani, titular del Juzgado Correccional N°1, entendió que no hubo estafa y que el hijo legítimo del contador no tenía el resultado del ADN que confirmaba su vínculo genético al momento que el resto de la familia dispuso de los bienes.

“Nuestra opinión es totalmente contraria al fallo, incluso contradice abiertamente todas las opiniones anteriores que hubo de jueces de primera instancia, de Garantías y de la Cámara”, señaló el profesional.

Y agregó: “Esto fue más allá, porque en una oportunidad el juez de Garantías de Tres Arroyos había resuelto que esta maniobra no era delito, pero estaba circunscripto a maniobras cometidas hasta que Maximiliano Labastía fue declarado hijo y que sí lo eran las maniobras posteriores, como las probadas ventas de armas que se siguieron haciendo hasta el 2014. Acá el juez dijo que no era ni lo primero ni lo segundo”.

“Lo que entiende el magistrado es que todos los actos que se hicieron fueron válidos porque en ese momento la única heredera era Pennacciotti y estaba instituida con poder suficiente como para hacerlos”, apuntó.

Respecto de la investigación llevada adelante, Lopazzo recordó que “aquí el punto de inflexión, como sostuvimos siempre, es que aunque si esos actos hubiesen sido válidos, el conflicto se generó a partir de la disolvencia posterior de ellos. Si hubiesen devuelto lo que anticipadamente recibieron, esto sí que no hubiese sido delito. El problema es la rapidez con la que liquidaron el patrimonio y la insolvencia posterior, acreditada”.

“Se liquidó el patrimonio y luego la plata desapareció. Ni eso, ni las armas, ni nada. El fallo entiende que se debería haber planteado mediante una acción civil, pero que no tiene nada que ver con el derecho penal y que la maniobra no fue pergeñada. Nosotros consideramos que esto fue un plan integral frente a la realidad, cuando lo más probable era que sucediera, que el hijo fuera declarado como tal”. “Totalmente en desacuerdo con el fallo, ojalá que lo podamos revertirlo. Esto lo tiene que resolver la Cámara, vamos a apelar, esa es la esperanza siguiente”, consideró.

Lo más leído