WhatsApp de Publicidad
Seguinos

al entorno de “la banda de los copitos”

Ataque a Cristina: más allanamientos y secuestro de teléfonos

Siguen una pista que podría avalar la hipótesis de que Sabag Montiel tenía una motivación económica.

La causa que investiga el intento de asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner registró esta madrugada una serie de allanamientos en donde se secuestraron teléfonos que pueden resultar útiles para la investigación.

Los procedimientos, ordenados por la jueza María Eugenia Capuchetti, se realizaron a pedido de la querella, que en las últimas horas había marcado como sospechosos algunos contactos de Nicolás Gabriel Carrizo, el denominado jefe de los “copitos” que está preso desde hace dos semanas imputado de haber participado en la planificación del atentado.

Mientras tanto, Agustina Díaz, la tercera detenida en la causa, pidió que la jueza le dicte la falta de mérito. Lo hizo al entender que las pruebas recolectadas en la investigación no alcanzan para procesarla. Eso deberá evaluarlo Capuchetti. En el mientras tanto, hay otras medidas en curso sobre el resto de la investigación.

Según confirmaron fuentes del caso, los allanamientos se hicieron en la casa de Joana Colman, a quien la fiscalía a cargo de Carlos Rívolo pretendía interrogar como testigo y la querella como imputada. Ella es quien activó la idea de una motivación económica.

“Sé que (el atacante Fernando Sabag Montiel) lo hizo por plata, por acomodo, así que el chabón en cuatro años ponele que sale y sale reacomodado mal eh… a ver, como les vuelvo a repetir, uno por plata se vende ¿si? Pero si, si los nombro a ustedes, eso si así que fíjense bien… y no solo a ustedes cinco porque nombro a más personas, fíjense bien”. La querella pidió medidas para seguir esa pista.

La justicia también allanó la casa de “Jony White”, a quien Carrizo le había dicho luego del fallido atentado contra la vicepresidenta que ahora iban por el líder de La Cámpora. El contacto «Jony White» respondió: “Los sicarios de los copos de nieve”. Eso fue tres horas después del atentado. En el procedimiento se incautaron teléfonos y dispositivos que ahora serán analizados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Fuente: Infobae

Lo más leído