WhatsApp de Publicidad
Seguinos

visitó la brújula 24

Pichetto: “Un diálogo entre Cristina y Macri sería algo muy positivo para el país”

El Auditor General de la Nación cree que aún “estamos a tiempo” para un encuentro entre ambos. Y criticó a Alberto: “No ayuda cuando habla de que en el país existe un fascismo de derecha”.

El ex senador Miguel Ángel Pichetto visitó esta mañana los estudios de LA BRÚJULA 24 y analizó la compleja situación del país, sin ahorrar críticas para el presidente Alberto Fernández, además de propiciar un encuentro entre Cristina Fernández y Mauricio Macri que apacigüe los ánimos caldeados de la sociedad.

“Tenemos que hacer un esfuerzo para consolidar la paz social, alejar los riesgos de la violencia. Cuando me preguntan si es posible un diálogo entre Cristina (Fernández) y (Mauricio) Macri considero que sería algo deseable, importante y positivo para el país. En las crisis, los que tienen confrontaciones duras son los que pueden llegar a acuerdos, tal como ocurrió en España o México. En algún momento, Argentina necesita una unidad nacional y una agenda, aunque dejando en claro que no serviría un diálogo que no conduce a nada”, evaluó Pichetto, al comienzo de la entrevista con el periodista Germán Sasso.

El Auditor General de la Nación añadió que “ambos líderes tienen sus liderazgos, ella con el Frente de Todos y él en la coalición opositora. Incluso pueden hasta dejar un legado, una reconstrucción de una visión más fraternal. Todos tenemos que hacer un acto de reflexión para construir un espacio nuevo”.

“Hoy vamos hacia el abismo. Solo podemos torcer ese rumbo si consolidamos reglas de mercado, respetando contratos, libertades y propiedad privada para que todos los sectores sean respetados bajando impuestos, porque Argentina tiene una potencia impresionante.

“El que gobierna tiene más responsabilidades y hoy el Presidente no ayuda. Ayer, en la ONU, la calificación de derecha fascista no contribuye. Todos repudiamos lo que pasó con la Vicepresidenta, pidiendo que se investigue. Toda la democracia se manifestó en las redes y no aprovechó la oportunidad porque Fernández convocó a un feriado con una plaza y una iglesia fragmentada que no representa a todo el país. El diálogo es inherente a la política, negarlo es declarar la guerra o engendrar la violencia”, sostuvo, en otro tramo de la entrevista radial.

Además, resaltó que “debemos hallar una agenda de temas a compartir, por ejemplo, la cuestión energética con una política de estado que incluya el gas y petróleo, con el Puerto de Bahía Blanca como eje. Es una ciudad que puede ser vital para el futuro inmediato de Argentina. Al empresario que viene a invertir con Vaca Muerta, le tenés que dar facilidades para que se abran mercados que permitan abrir mercados a nivel mundial. Bahía es una ciudad que tiene una potencia extraordinaria, es el ejemplo de lo que debería ser el país, Argentina debería parecerse a Bahía, donde hay una energía que se mueve”.

“La paz, la convivencia social y la armonía requiere de cuidar las palabras, todos los actores tenemos que hacer un esfuerzo. Hace casi cinco años que no hablo con Cristina, pero en política no hay ningún diálogo imposible, hubo países que superaron guerras civiles y los dirigentes se reunieron. Aún estamos a tiempo”, mencionó el ex candidato a vicepresidente de la Nación.

“Cuando sos electo Presidente te llevan en el auto a contramano por la avenida de Mayo y cuando salís te meten al barro de Comodoro Py. No se puede avalar la impunidad, pero creo que los presidentes deberían tener a la Corte como jurisdicción especial”

Consultado sobre las últimas declaraciones del Presidente, resaltó: “El que gobierna siempre tiene mayores responsabilidades y tiene el deber de bajar un cambio. Por eso ayer Fernández hablando del atentado y de fascismo de derecha no ayuda. Tampoco Naciones Unidas era el lugar para dar ese discurso, con ese tenor. Él ha perdido credibilidad, a veces sobreactúa y eso lo coloca en un plano muy complejo”.

“El año que viene, cuando tengamos que votar, se debatirá qué visión de país queremos, si vamos por un capitalismo moderno que tenga el trabajo y la producción como principal eje o si vamos a seguir con el pobrismo y los planes. En el presupuesto 2023, el señor Pérsico que tiene una oficina al lado del Presidente, recibirá un 160% más para manejar el Movimiento Evita y lo hace porque no hay auditorías serias. Si los recursos los ponés en acompañar procesos productivos, ayudar a las Pymes, bajar impuestos y dejar de sostener a estos movimientos que retroalimentan el poder, el país va a cambiar”, dijo.

Por último, planteó un rumbo: “Hay que hacer todo lo contrario a lo que está haciendo este gobierno. Macri se equivocó y lo reconoció, él hizo buenismo, una categoría media tonta de la política, la otra cara de la moneda del populismo. Aumentó los planes con una ministra que le daba la plata a Pérsico. Tenés que tener en claro hacia dónde vas y el ex Presidente reconoce que cometió un error”.

Lo más leído