WhatsApp de Publicidad
Seguinos

JUEGA AL GOLF

Tras ser elegida la más sexy del mundo, siente miedo y denuncia acoso

Paige Spiranac asegura que vive un calvario desde que una popular revista le dio el galardón.

La sexualización de las deportistas está a la orden del día y existe un nuevo caso de acoso en el deporte que tomó trascendencia en las últimas horas. Paige Spiranac, golfista estadounidense que fue elegida como `la mujer más sexy del mundo´. Desde entonces, vive una pesadilla.

La distinción llegó algunas semanas atrás, por parte de la revista Maxim. En principio, este elogio llamó la atención de Spiranac, quien agradeció por ser catalogada de esta manera a través de sus redes sociales. Ahora, con el paso de los días y una catarata de consecuencias de por medio, Paige cuenta que está viviendo un calvario.

“¡Me siento muy honrada de haber sido nombrada la mujer viva más sexy por Maxim este año! Cuando me lo dijeron seguí preguntándoles, “¿Están seguros? porque yo estaba realmente incrédula”, había escrito en una publicación que compartió a través de Instagram.

Y la golfista sabe mejor que nadie lo que es ser una figura pública. Además de destacar en el deporte, Paige también dedica gran parte de su tiempo a sus redes sociales, donde acumula más de tres millones y medio de seguidores. De hecho, su éxito en esta faceta fue tal, que en los últimos años decidió dedicarse a ser influencer a tiempo completo.

Algo más apartada del golf, la figura de la norteamericana recién explotó a partir del anuncio de la revista británica, pero a Paige se le está complicando lidiar con la situación. Lo cierto, es que la mujer de 29 años había decidido no hablar de este tema en un principio. Pero hubo un episodio que llegó al límite, y la compartió en su podcast Playing A Round with Paige Renee.

“Un hombre se me acercó y me pidió una foto y no le di mayor importancia. Pero luego comenzó a decir que le había estafado 10.000 dólares y empezó a amenazarme. Fue una situación realmente aterradora. Resulta que este hombre fue estafado por un perfil falso que alguien creó haciéndose pasar por mí y tenía un número falso, estaba desquiciado”.

Y cerró: “En los últimos dos meses la situación ha empeorado cada vez más. Tengo mucho miedo y no salgo de casa. Empiezo a sentir que vivo en una burbuja, y es algo que nunca había experimentado. No sé quién está ahí fuera, quién me sigue, quién me acosa. Sé que mucha gente dice, ‘bueno, eso es parte de tu trabajo’. Pero no, no debería”.

Fuente: Clarín

Lo más leído