WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo publicó en Twitter

Le canceló el psicólogo a su hija de 10 años al enterarse que era de La Cámpora

Fueron varios los usuarios que dejaron sus comentarios sobre el hecho.

Una mujer suspendió el turno de su hija con un psicólogo porque era militante de La Cámpora. La usuaria de Twitter @lu_bertotto contó que quería que su hija comenzara terapia y empezó a buscar especialistas. Finalmente se decidió por un analista y quedaron una cita que no se concretó.

Después de acordar una fecha para el encuentro, lo buscó en Internet, y vio que el hombre era kirchnerista. Automáticamente suspendió la cita. “Ay discúlpame, no lo tomes a mal, pero busqué en Google y vi que formás parte de La Cámpora”, le escribió al terapeuta.

Siguió pidiéndole disculpas y le aclaró: “Busco algo más afín a mis valores”. Aunque se desconoce la respuesta del mensaje de Whatsapp por parte del profesional, la publicación de la mujer generó una fuerte disputa en las redes sociales.

Fueron varios los usuarios que dejaron sus comentarios sobre el hecho. “Necesitás un psiquiatra que te medique para que te saque todo ese odio, un docente para que te quite la ignorancia y alguien que te atienda bien también”, señaló @Francisco_srs.

La madre le respondió a varios de ellos: “Camporistas llevando todo al extremo, exagerando, agreden se ofenden todo junto jajaja por favor lejooooos jajaja keept it simple”, sintetizó al ver la cantidad de críticas negativas que estaba recibiendo contra su persona y la de su hija de apenas 10 años.

En la misma línea, Bertotto se sinceró: “Este hombre iba a atender la salud mental de mi hija y quería conocerlo un poco más. Ahí vi que tenía fotos con la pechera de La Cámpora y participando de actividades de esa agrupación política que nada tiene que ver mi ideología”. Además, agregó: “Yo no creo que no se pueda filtrar ese pensamiento en los diálogos que el psicólogo pueda llegar a tener con mi hija”.

Además criticó a los jóvenes kirchneristas por considerarlos intolerantes con el que piensa diferente. “Las reacciones de los camporistas fueron tremendas. Hasta llegaron a tratar de nazi a mi hija. Eso me dejó más tranquila con lo que hice porque comprobé que se trata de gente muy agresiva. Afirmo mi postura de que con esta gente no tengo nada que ver”, remarcó.

Fuente: TN

Lo más leído