WhatsApp de Publicidad
Seguinos

quiere revancha

Campazzo: “Quiero quedarme en la NBA, sé que lo puedo hacer mejor”

El cordobés accedió a un mano a mano en el que habla de la dureza mental que exige la liga, pero que prefiere eso a volver a Europa.

Cuando Denver quedó eliminado de la NBA, Facundo Campazzo viajó a Córdoba para volver a conectarse con los suyos. La primero, ir a lo de su hermano a comer un asado y descansar. Pero ya se está entrenando con un coach de tiro estadounidense y uno argentino de destrezas. En un alto de esas actividades, el base habló de todo.

-En la primera temporada jugaste mucho, iba todo bárbaro, hasta te mimaban. En la segunda te llegaron a poner 13 segundos un partido, jugaste poco… ¿Es dura la NBA, no?

-Sí, claro que es dura. Es de las ligas más difíciles que me han tocado. Creo que todo pasa por la cabeza, mentalmente tener que estar preparado para un montón de cosas. Obviamente, después viene lo físico, pero hay días, hay meses o semanas o que tenés minutos, jugás mucho, tenés protagonismo. Que viene de la mano del buen rendimiento. Y es todo muy lindo, increíble…

-Pero…

-Pero también tenés momentos, semanas, partidos meses que no te toca jugar, entonces tenés que estar preparado para eso. Tenés que saber cuáles son las reglas de juego al estar acá. En la primera temporada me tocó jugar más de lo que yo me esperaba, entonces tenía que estar preparado para tener más protagonismo en un equipo en el que en principio no lo iba a tener tanto. Y en la segunda temporada se asemejaba a la primera si hubiesen estado todos sanos, entonces un poco ya tenía la idea de que iba a pasar eso y que podía pasar. Obviamente al principio es mucho más difícil porque yo quería jugar, pero después vas entendiendo cómo es esta liga, cómo funciona.Campazzo se entrena con Mariano Sánchez (hijo del Huevo) y el yanqui Dave Love en Córdoba.

Campazzo se entrena con Mariano Sánchez (hijo del Huevo) y el yanqui Dave Love en Córdoba.

-¿Qué pasaba por tu cabeza?

-Desde ese punto uno se mentaliza, intenta estar preparado a ver si te llama el entrenador. Si no estás jugando bien, y el entrenador intenta variantes, entonces tenés que estar preparado para eso mentalmente.El DT Michael Malone no lo uso tanto esta temporada a Facu.

El DT Michael Malone no lo uso tanto esta temporada a Facu.

-¿Te apoyaste en alguien?

-Tampoco es que estaba mal, no es que necesitaba soltarlo y hablar con alguien. Sí hablaba con familia o los más cercanos, pero no es que necesitaba algo extra o descargarme porque tenía algo guardado. Es duro no jugar, a mí me gusta jugar, pero yo entendía cómo funcionaba esto. Si había alguien mejor que yo, iba a jugar, y si ése que estaba jugando hacía que el equipo jugara y ganara, iba a tener más minutos y yo, a estar fuera de la rotación. Intento ponerme los zapatos del entrenador, qué hubiese hecho yo… Hubiese hecho lo mismo: intentar, probar variantes. Y si esas variantes funcionan y le dan fluidez a esa segunda unidad, bienvenido sea.

-Lo entendiste entonces…

-Yo también tuve mi culpa por partidos que los jugué mal. Si cuando me tocaba entrar, el equipo no bajaba, pero el equipo muchas veces bajaba. Quizá no la metía, tenía errores defensivos. Entonces era obvio que el entrenador iba a buscar variantes, y cuando las probó y le fue bien y encontró esa fluidez que buscaba, yo lo entendía. Lo que hacía yo era entrenarme duro, estar bien, con confianza, entendiendo cómo era la situación y, si me tocaba entrar, hacerlo con esa confianza y hacer lo mejor posible.

-¿En ese momento te seguían hablando como antes, el entrenador y jugadores?

-Cuando empecé a salir de la rotación ya veníamos hablando que se iba a buscar otras variantes, que iban a poner otro jugador. Y que yo tratase de estar listo. Siempre sentí esa ayuda, esa contención a la hora de que iba a haber un cambio en los últimos meses que no me tocó jugar mucho. Igual hacía el mismo tipo de scouting, pero a la hora de hacerlo en equipo no me tocaba porque no estaba dentro la rotación y lo tenía que ver desde afuera. Pero tenía que ver los mismos videos, estar atento, ver cómo defendía tan rival, sabiendo que quizás no iba a jugar o quizás, si pasaba algo, me tocaba. El día a día era igual, solamente que tenía que estar preparado si pasaba una lesión o algo, o la segunda unidad no estaba jugando bien, para jugar de nuevo.

-El 30 de junio termina tu contrato, y si pudieras elegir… ¿Seguís en la NBA sabiendo lo que te pasó o volverías a tener más protagonismo en Europa como lo tuviste en el Real Madrid?

-A mí me gustaría seguir intentando en la NBA. Voy a intentar mantenerme en la liga, sí bien es difícil saber qué opciones hay, cuáles son los equipos interesados y demás. Hay que esperar hasta el 1° de julio, ver las opciones y tomar la decisión. Pero mi idea es intentarlo de nuevo. La primera temporada y parte de la segunda tuve buenos y malos momentos, me sentí bien, tuve buenos partidos con buen nivel, así que me dejo llevar por esas buenas sensaciones y lo intentaré.

-Por lo que ya jugaste, ¿creés que pertenecés a esa elite, das la talla?

-Pienso que sí, pienso que vale la pena intentarlo de nuevo. Yo me sentí cómodo, sobre todo en muchas partes de la primera temporada que me tocó jugar, ser titular en los playoffs casi todos los partidos, me tocó ser el segundo base. La segunda empecé jugando, bien o mal pero empecé jugando. Tuve buenas sensaciones, me dejo llevar por esa buena sensación, y sé que lo puedo hacer mejor. Entonces me quiero llevar por eso e intentarlo.

-¿Tenés ganas de revancha?

-Yo creo que el rol que tenían en Europa, de base titular, tener mucho la pelota en la mano, tomar muchas decisiones, en la NBA yo sé que no lo voy a tener. Entonces ahí va a estar mi madurez. Entonces sigo estando decidido, quiero seguir intentando, quiero seguir siendo parte de un equipo, aunque sea viniendo de atrás. O por lo que sea tener la oportunidad para poder demostrar que puedo estar a la altura de la liga. Obviamente a uno le gustaría tener más la pelota, pero sé que hay que correr. En mi caso tengo que ceder parte de mi juego, correr el ego. Tener el rol que el equipo necesita, quiero ser parte de eso y creo que va ayudar a mi madurez y a mejorar como jugador.

-Vos ya tuviste un rol diferente. Desde la primera temporada ya viste que era mucha defensa…

-Sí. Intenté tomar la situación que el equipo quería de mi, sé que defensivamente puedo dar cosas, sé que puedo luchar contra la talla de ellos, que es mucho mayor. También puedo hacer jugar o meter algunos triples o el tiro que me toca, desde la esquina, desde la penetración. Cuando tuve la oportunidad de hacerlo, lo hice bien, estuve cómodo, pero siempre intento dar energía desde la defensa, contagiar desde ese aspecto. Desde que empecé a jugando en Peñarol.La incertidumbre en la semana de traspasos

-¿Cómo viviste la semana de traspaso? ¿Te sorprendió no haber ido a otro equipo?

-Siempre es una semana especial, te puede pasar. Muchos no están seguros, no estamos seguros, no lo sabemos. Entonces es un poco incertidumbre ver qué pasa. Yo intentaba no ponerme nervioso, quizás era mucho más probable que pasara algo en la segunda temporada y no la primera. Pero te preparás para ese tipo de cosas mentalmente. Sabés que si pasa, agarrás la valija y te vas a a otra ciudad a jugar. Tenés que tomarlo con calma, aunque un poco de ansiedad y nerviosismo te agarran. Obviamente miraba las redes sociales, pero lo tomé con tranquilidad. Intentaba poner mi energía en el entrenamiento, en el día a día.

-¿Te gustaría quedarte en Denver o ir a otro equipo?

-¿La verdad? No sabría decirte. En Denver estaba bien, pero en lo personal me gustaría tener la oportunidad de jugar más. Aunque de un año a otro en el mismo equipo puede cambiar mucho el plantel, así que hay que esperar hasta julio.¿Seguir en Denver u otro equipo?

-¿Cómo te lo estás tomando?

-Generalmente en estos momentos me pongo nervioso y ansioso, pero ahora estoy tranquilo, curiosamente estoy tranquilo. Intento no mirar redes sociales y demás. Disfrutar el día con la familia. Que sea lo que tenga que ser. Yo me estoy preparando para estar listo, entrenando, tratando de estar bien.El WhatsApp de Denver

-Por lo menos todavía estás en los grupos de texto de Denver, ¿no?

-Sí, sí, por ahora estoy, ja, ja.

Fuente: Olé

Lo más leído