WhatsApp de Publicidad
Seguinos

TRAS OTRO CASO EN BAHÍA

Hugo Kern: “El suicidio es segunda causa de muerte en adolescentes”

Como responsable del área de Salud Mental y Adicciones de la comuna, el profesional se refirió a la importancia de la tarea a realizar para prevenir las muertes anticipadas de los menores.

El jefe del área de Salud Mental y de Adicciones de la Municipalidad, Hugo Kern, habló hoy con La Brújula 24 tras otro caso de un adolescente que se suicidó en la noche del miércoles en esta ciudad. “El caso que nos convoca hoy a seguir pensando es la muerte prematura de jóvenes y adolescentes que en general, cuando ves la estadística, mayormente lo que sucede es que las muertes y discapacidades se producen por causas externas. No se produce por enfermedades orgánicas sino por accidentes o suicidios. Los suicidios son la segunda causa de muerte en la adolescencia”, expresó Kern, y alertó que el suicidio adolescente “es un problema grave”.

“En Bahía Blanca se viene trabajando desde hace un tiempo en el Concejo Deliberante. Hay un proyecto que se llama Red de Vida y una serie de dispositivos que tienen el objetivo de trabajar en prevención cuando se puede. Una cosa es la tentativa o el intento y otra el suicidio consumado. Cuando se produce la tentativa al punto de llegar a una guardia de un hospital, hay un reporte donde se nos notifica de la situación y hay un equipo que se comunica con la familia o con el adolescente a fin de hacer un seguimiento en los días posteriores y asegurarnos que el adolescente o su familia accedan a algún tipo de tratamiento porque el principal factor de riesgo del suicidio es el intento previo. Otras situaciones entran en el orden de la imprevisión. Por eso hay que ser muy cautos porque también hay situaciones dudosas o accidentales”, precisó.

Ante la consulta realizada en el programa “Nunca es tarde”, Kern dio cuenta de las señales de alarma que se deben tener en cuenta.

“Las señales de alarma en la salud mental de un adolescente tienen que ver con un cambio brusco en el comportamiento; las formas en que se manifiestan la tristeza y la preocupación que no se manifiestan de la misma manera que en un adulto. En el adolescente son distintos, asumiendo conductas de riesgo, de confrontación, disruptivas, uso de drogas y sobre todo conductas de aislamiento. Las chicas tienen otras formas de manifestación porque es determinante en nuestra cultura la identidad de género. Ambos grupos están muy afectados por las relaciones sociales. Hay que estar atento a bullyin, agresión entre pares, la falta de comunicación y otras cuestiones que a veces son relativizadas y no se tienen en cuenta”, mencionó.

Por adolescente, explicó el profesional, desde la psicología se entiende a la persona que tiene entre 14 y 24 años de edad.

“Es importante que haya un entorno de cuidados que los pueda acompañar y escuchar, no desde la sobreprotección porque tampoco es el camino. El adolescente tiene que asumir sus responsabilidades y decisiones con el acompañamiento del adulto, y poniendo los límites que son necesarios. Cuando hablamos de prevención hablamos de acompañar, de cuidar”, dijo.

Y después –agregó- hablamos de posvención, “que es cuando se produce un suicidio quedan afectadas la familia, los compañeros. El duelo se complica y hay un montón de problemáticas que se dan a partir de esta situación”.

Kern advirtió que en su ámbito de trabajo existe mucha preocupación por las consecuencias de la pandemia en menores de entre 13 y 15 años.

Lo más leído