WhatsApp de Publicidad
Seguinos

cuatro meses de espera

La silla de ruedas para una nena de 4 años está atascada en un limbo burocrático

La aduana no habilita el ingreso de equipos de la marca que la elabora.

imagen referencial

Juana tiene cuatro años, padece de disminución del tono muscular (hipotonía) y retraso madurativo, por lo que uno de los elementos claves para su movilidad, y con ello una mejor calidad de vida, es una silla de ruedas específica que aunque cuenta con la aprobación de la obra social, no ingresa al país por un inexplicable trámite burocrático.

“No solamente yo debo estar en esta situación, sino muchas familias. La silla de mi hija está aprobada, la estamos esperando desde diciembre y nos dijeron que está retenida en aduana con otra mercancía de la marca”, dijo Lorena, la madre de la nena, en el programa Nunca es Tarde, que se transmite por La Brújula 24.

El papeleo empezó en noviembre y en diciembre recibieron el visto bueno de la obra social, pero a la fecha la silla no llega. La única explicación que ha recibido Lorena es que no ha llegado al país porque aduana no habilita el ingreso de equipos de la marca que la elabora.

Esta es la silla de ruedas que necesita Juana y que espera desde diciembre

“Esto tendría que ser mucho mas ágil, pero lamentablemente en este país y más para los chicos es siempre difícil, siempre es remarla en dulce de leche”, dijo afligida la madre, quien tiene contratada a una abogada para lidiar con todos los trámites de su hija.

Detalló que “es algo que le va a dar a Juana calidad de vida para que pueda salir, yo ya no puedo cargarla, pesa 20 kilos. Es grave porque me parece una falta de respeto en general para la sociedad que está teniendo problemas de salud”.

Lo más leído