WhatsApp de Publicidad
Seguinos

más detalles del acuerdo

El FMI aseguró que habrá un plan para desarmar el cepo cambiario

En una conferencia de prensa, representantes del organismo señalaron que se “aprendió de experiencias pasadas” con Argentina.

El Fondo Monetario Internacional defendió el acuerdo alcanzado este jueves con el Gobierno argentino y lo calificó como “creíble y realista”, al tiempo que admitió que el organismo “aprendió de experiencias pasadas”, en relación al fallido préstamo Stand By de 2018. Además, aseguró que el programa financiero incluirá un plan para desarmar en el mediano plazo el cepo cambiario.

En una conferencia de prensa, el director del Departamento del Hemisferio Occidental Ilan Goldfajn aseguró que el acuerdo es “pragmático y realista” y que el organismo espera que “empiece a lidiar con los desafíos profundos que tiene la Argentina”.

El economista brasileño, una de las máximas autoridades en el organigrama del Fondo Monetario, mencionó a la reducción de subsidios como uno de los puntos centrales del acuerdo y dijo que el programa incluirá para este año un recorte de subvenciones a la energía equivalente a 0,6% del Producto Bruto, aunque aclararon que la proyección tienen márgenes por la volatilidad de los precios internacionales.

Por su parte, Julie Kozack, directora adjunta de ese Departamento y quien encabezó la mesa negociadora con los funcionarios argentinos, detalló que la baja de subsidios provendrá de una “reducción de costos y un aumento en las tarifas”. “La población con menores ingresos va estar protegida. Esto va a liberar recursos para reorientarlos a otras áreas más productivas”, mencionó.

Consultados sobre las metas de reservas en el Banco Central y los controles cambiarios, Kozack dijo que el programa apunta a “encontrar formas de mejorar los mecanismos de control de capital”. Consideró que en su momento fueron “reforzados para preservar reservas”, pero que el programa acordado este jueves auspiciará “un plan para reducir esos controles” y migrar hacia “un esquema de controles macroprudenciales”.

La funcionaria dijo que el Gobierno negociará con el Banco Mundial en los próximos meses un plan a mediano plazo para aumentar la eficiencia en el consumo y el uso de la energía, aunque no dio detalles sobre cómo funcionarían esas medidas.

En tanto, Luis Cubeddu, jefe de la misión argentina del FMI dijo que las proyecciones de inflación incluyen una caída “desde casi 51% en 2021 a un rango de entre 38 y 48% para 2022 y una baja gradual de 5 por ciento desde ese momento a mediano plazo”, detalló. Además, el PBI crecería entre 3,5% y 4,5% este año con un ritmo que iría en desaceleración más adelante. “Está en línea con el crecimiento histórico argentino”, mencionaron los técnicos del FMI. “Hay incertidumbres por eso trabajamos con rangos”, justificaron.

Por último, consultado sobre los tiempos de discusión parlamentaria y el vencimiento que se aproxima de USD 2.900 millones, Goldfajn solo aseguró que “trabajamos con las autoridades para terminar esto a tiempo antes de esa fecha. Creemos este es el caso”, completó.

El Fondo Monetario confirmó el cierre de las negociaciones al asegurar que “el personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo a nivel del personal técnico sobre las políticas económicas y financieras respaldadas por un Acuerdo del Servicio Ampliado del Fondo (SAF) de 30 meses”.

Fuente: Infoae

Lo más leído