WhatsApp de Publicidad
Seguinos

All Star Game de la NBA

Récord de triples y MVP para Curry, y tiro ganador para LeBron

En Cleveland, el equipo liderado por la estrella de Los Angeles Lakers se impuso por 163-160 ante el Team Durant.

Stephen Curry y LeBron James fueron los grandes protagonistas del All Star Game de la NBA llevado a cabo este domingo en Cleveland. El astro de Golden State batió el récord de triples en este tipo de partidos y se llevó el premio MVP, mientras que la estrella de Los Angeles Lakers, un hijo pródigo de la ciudad que albergó el evento, convirtió el tiro decisivo para sellar la victoria del equipo que lideró, por 163-160, frente al Team Durant.

Curry, nacido a 60 kilómetros de Cleveland, en Akron, donde también vino al mundo LeBron, encestó prácticamente desde donde quiso. Si bien su eficacia mermó en el tramo decisivo del encuentro, los 16 triples que acertó, y los 50 puntos que cosechó en total, le permitieron alzarse con el Premio Kobe Bryant, al mejor jugador de la noche.

“Este trofeo tiene un significado muy especial”, dijo el base que se consagró tres veces campeón de la NBA con los Warriors, y que esta noche quedó a solo dos unidades de igualar la marca que erigió en 2017 a Anthony Davis como el máximo anotador de un All Star Game.

También señaló que era un momento importante para él por estar de vuelta en Ohio: “Me siento muy bendecido y muy agradecido”.

Los flashes durante el juego se los llevó Curry, pero LeBron se reservó la foto del final. Su equipo necesitaba sumar dos puntos para llegar a la marca de 163 exigida en esta oportunidad para ganar, de acuerdo a las reglas del All Star Game. El jugador de Golden State falló un intento de larga distancia y el Team Durant se acercó peligrosamente.

Sin embargo, James ejecutó un último y efectivo lanzamiento, con su cuerpo elevándose hacia atrás para evitar la marca de Zach LaVine, e hizo enloquecer a los fanáticos de Cleveland, muchos de los cuales, seguramente, habrán celebrado la obtención del único anillo de los Cavaliers, con LeBron como estandarte, en 2016.

El encuentro tuvo ausencias destacadas como la de Kevin Durant, quien no iba a jugar por lesión, pero tampoco estuvo en el banquillo porque este domingo falleció su abuela.

El partido

El juego comenzó con una ausencia total de defensa en ambos equipos y con cada uno de los basquetbolistas luciendo sus mejores habilidades. Así, Curry presumió su puntería desde la línea de tres, LeBron James mostró algunos de sus habituales movimientos en ataque y Joel Embiid dominó la pintura.

No obstante, la jugada más espectacular del arranque la protagonizó Ja Morant con un enorme alley-oop, por cortesía de Trae Young.

Team Durant había comenzado con mal pie, pero se revitalizó con los aportes desde el banco de suplentes de Devin Booker, Zach LaVine y Karl-Anthony Towns.

En cualquier caso, el momento más extravagante lo protagonizó Chris Paul. Minutos antes de empezar el partido se dio a conocer que el base de los Phoenix Suns se perderá al menos 6 semanas de competición por una fractura en el pulgar de su mano derecha.

Sin embargo, Paul quiso saltar a la cancha del All-Star al menos de forma testimonial (2.19 minutos en total) y jugó solo con su mano izquierda.

Curry volvió a reclamar el foco de atención al aportar nada menos que seis triples, dos de ellos casi desde la mitad de la cancha, en un segundo parcial que Team Durant dominó de principio a fin.

Conocido por ser uno de los jugadores que más en serio se toma el All-Star, Giannis Antetokounmpo pidió paso en el tercer parcial. Pero la atención fue de nuevo hacia el picante Curry. El genial base de los Warriors metió 7 triples más en el tercer cuarto con tiros cada vez más lejanos y cada vez más complicados (en uno de ellos giró antes de ver si entraba o no).

Pese a que Embiid (12 puntos) lo dio todo para Team Durant, el tercer cuarto acabó en empate (45-45) tras una canasta de contraataque de Luka Doncic.

Con el resultado acumulado hasta entonces (139-138 para Team Durant) y con las nuevas reglas en la mano del All-Star, el ganador del partido sería el primero que llegara a 163 puntos. Ahí las cosas cambiaron por completo.

Mucho más afilados y concentrados en defensa, los dos conjuntos sacaron las garras para llevarse la victoria. Curry golpeó primero con dos triples, pero Embiid y Booker respondieron con dos conversiones para Team Durant.

Para entonces ya no había lealtades que respetar y Antetokounmpo le puso un gran tapón a su compañero en los Bucks -y hoy rival- Khris Middleton.

LeBron y Antetokounmpo colocaron a su conjunto al borde de la victoria (161-155), pero cinco puntos seguidos de LaVine elevaron la emoción al máximo (161-160).

El triunfo fue finalmente para LeBron, quien terminó con 24 puntos, con una canasta ganadora que le permitió embolsar su quinta victoria seguida desde que la NBA cambió el formato de su partido de las estrellas.

Fuente: Clarín

Lo más leído