WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se lo dedicó a su hija

Argentina le ganó a Colombia con un golazo de Lautaro Martínez

A pesar de las siete modificaciones en la alineación, aún sin Lionel Messi (que respaldó a la distancia), Argentina no abandonó su identidad.

Argentina volvió a dar motivos para que los hinchas se ilusionen pensando en el Mundial de Qatar: en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, le ganó con aplomo 1-0 a Colombia por la fecha 16 de las Eliminatorias.

El bahiense Lautaro Martínez gritó su séptimo gol en las Eliminatorias Sudamericanas. El delantero le dio la victoria a la Selección en Córdoba tras una gran jugada colectiva que definió en el área con un derechazo esquinado que no pudo contener el arquero Camilo Vargas en el minuto 29 del primer tiempo.

Después de abrazarse con sus compañeros, el jugador del Inter de Milán buscó una cámara de televisión detrás del arco y gritó: “Feliz cumpleaños hija, te amo”. Además mostró la remera que llevaba debajo de la camiseta con el mismo mensaje en letras negras.

A pesar de las siete modificaciones en la alineación, aún sin Lionel Messi (que respaldó a la distancia), Argentina no abandonó su identidad. Presionó, alto, sostuvo la ambición, con la particularidad de los dos pistones por las bandas: Di María por derecha y Ocampos por izquierda. Colombia, en tanto, apostó por una formación compacta, con las líneas juntas, pero permitiéndole manejar la pelota al local en su campo, asfixiando solo a partir de mitad de campo.

Para cerrar el primer tiempo, como sucedió ante Colombia en los penales en la Copa América, apareció Dibu Martínez. En la mejor acción del elenco de Reinaldo Rueda, Borja le puso el cuerpo a Acuña y quedó mano a mano, pero el golero del Aston Villa lo atoró y tapó su definición. Luego, en el rebote, la defensa sacó el peligro de la línea. Hubiera sido injusto un empate para la buena primera etapa ofrecida por el último campeón continental.

Colombia salió al complemento con otra postura, más ofensiva, lo que generó que la posesión fuera más repartida, pero también que Argentina encontrara más resquicios para lastimar. Con Di María en estado de gracia, Vargas se transformó en hombre trascendente en el encuentro, tapándole un remate de sobrepique a Acuña y dos intentos (uno de tiro libre) de Fideo que traían aroma de gol.

Scaloni aprovechó el partido, aún siendo oficial, para probar. Le dio minutos a Maxi Meza (por Ocampos), entró Nico González (para la ovación a Di María) y también ingresó Paulo Dybala como N° 9, en el rol de Lautaro Martínez. Luego fue el turno del debut absoluto de Emiliano Buendía.

Fuente: Infobae

Lo más leído