WhatsApp de Publicidad
Seguinos

tenis

Báez y Schwartzman, los argentinos que avanzan en el Australian Open

Después de una jornada inaugural para el olvido, con cuatro derrotas en cuatro presentaciones, Diego Schwartzman cortó con la mala racha y se convirtió en el primer argentino en avanzar en el Abierto de Australia. Un rato después se sumó Sebastián Báez como el otro representante en la próxima instancia.

Las notas negativas de la jornada fueron las eliminaciones de Juan Manuel Cerúndolo y Marco Trungelliti.

En el primer turno, Schwartzman (13º) enfrentó al serbio Filip Krajinovic (39º), con quien no registraba antecedentes en el circuito ATP. El argentino de mejor ranking busca en esta edición del Australian Open ingresar en la segunda semana de competencia, como sucedió en 2018 y 2020.

Sin fisuras en su juego, el porteño se quedó con el primer set por 6-3 al cabo de 42 minutos de acción. Y, más allá de algunas dudas y problemas con su servicio que lo llevaron a perder un game, el Peque se adueñó del segundo parcial por 6-4.

Parecía que se encaminaba a una victoria tranquila. Estuvo 5-3 para cerrar el duelo y hasta dispuso de un match point. Pero aparecieron los calambres y también apareció el drama. “No me puedo parar”, le gritó a Martiniano Orazi, su preparador físico que lo alentaba desde la tribuna.

Recibió asistencia médica y desde afuera dio la sensación, por su enojo y su frustración, que todo lo que había construido se desmoronaba. Pero Krajinovic empezó a dudar y Schwartzman, a pesar del mal momento, lo pudo cerrar por 6-4 para avanzar en Melbourne tras dos horas y media de acción.

En la próxima ronda lo espera el australiano Christopher O’Connell, de 27 años, 173° del mundo y que entró por invitación. Despachó por 7-6 (4), 6-0, 4-6 y 6-1 al tan promisorio como irregular francés Hugo Gastón.

Por su parte, Cerúndolo (81º) no logró sortear la ronda inicial al caer contra el checo Tomas Machac (130°), rival que provenía de la clasificación, con parciales de 6-3, 2-6, 6-4 y 6-2, en un encuentro que se extendió por dos horas y 54 minutos.

Sebastián Báez (95º), otro de los ocho mejores jugadores Sub 21 del año pasado al igual que Cerúndolo, superó al experimentado español Albert Ramos-Vinolas (44º) por 6-4, 4-6, 6-3, 1-6 y 6-2 en 3 horas y 26 minutos de juego.

Día uno para el olvido

El Australian Open comenzó con malas noticias para la Argentina. El azuleño Federico Delbonis (42º) batalló 3 horas y 58 minutos ante el español Pedro Martínez (61º) hasta perder por 7-6 (15), 3-6, 6-4, 6-2, lo que determinó su sexta despedida en R1 en ocho participaciones en Melbourne.

El rosarino Facundo Bagnis (71º) protagonizó un extenso partido de 4 horas y 37 minutos frente al chileno Cristian Garín -decimosexto favorito- remontó los dos primeros sets pero cayó en el quinto y marcador se cristalizó en 6-3, 6-4, 5-, 6 (4)-7 y 6-3 para el trasandino.

Coria (64º) duró apenas 1 hora y 35 minutos frente al francés Gael Monfils, decimoséptimo preclasificado y cuarto finalista en 2016, quien lo venció en sets corridos 6-1, 6-1, 6-3.

El otro argentino que se despidió con rapidez fue el debutante platense Etcheverry (129º), procedente de la clasificación previa y derrotado por el español Pablo Carreño Busta (19º) por 6-1, 6-2 y 7-6 (2).

Fuente: Clarín.

Lo más leído