WhatsApp de Publicidad
Seguinos

encapuchados y violentos

Entran a su casa mientras dormía y le roban una gran cantidad de armas

Ocurrió en O’Higgins al 1100. Dos delincuentes lo golpean y atan a la víctima que recién logró liberarse seis horas después del asalto.

Julio César Murgoitía, de 60 años, vivió una verdadera pesadilla durante la madrugada del domingo, luego de ser sorprendido por dos delincuentes que, encapuchados y fuertemente armados, se alzaron con un cuantioso botín en su casa de O’Higgins al 1100.

Alrededor de las 0:30, la víctima se encontraba durmiendo y los ladrones ingresaron saltando un paredón lateral y forzando una puerta trasera. Rápidamente lo redujeron y lograron atarlo y agredirlo para que no se resista.

Se alzaron con 3 mil pesos, una notebook y varias armas de fuego (tres pistolas semiautomáticas, una escopeta de dos cañones y municiones varias). El damnificado logró liberarse recién cerca de las 6:30, cuando llega su hijo.

Según fuentes oficiales, declaró que los autores del ilícito tendrían unos 25 años y que no podría reconocerlos porque tenían su rostro tapado. Además, aportó que no escuchó ningún sonido de vehículo que haya hecho las veces de apoyo en la huida de los malhechores.

La redacción de LA BRÚJULA 24 contactó a Murgoitía, quien todavía presentaba algunos dolores producto de los golpes sufridos y cree que los autores del ilícito tenían un dato erróneo porque le solicitaban la entrega de una suma de dinero que no tenía: “Para mi fue al voleo”, consideró.

Lo más leído