WhatsApp de Publicidad
Seguinos

asesinado por la policía

Con profundo dolor y muestras de apoyo, velan los restos de Lucas González

El cuerpo del joven permanece en una cochería de Florencio Varela, donde los familiares y amigos le dan el último adiós. En el comienzo de la ceremonia, la mamá de la víctima se descompensó.

Familiares, amigos y vecinos de Lucas González, el adolescente de 17 años baleado en la cabeza por policías de la Ciudad de Buenos Aires, velan sus restos en medio de un clima de profundo dolor, expresiones de apoyo y un fuerte reclamo de justicia, manifestado en carteles, pancartas y hasta remeras. El velatorio comenzó hacia las 18:30 de este sábado en la cochería Colonial de Florencio Varela, horas después de que se conocieran los resultados preliminares de la autopsia.

Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando la familia de Lucas llegó hasta la casa velatoria, ubicada sobre Ruta 36 al 1200, en una caravana de autos acompañada por bocinazos y recibida por los aplausos por más de 100 personas que esperaban afuera. Al inicio del velatorio, Cintia López, la mamá del joven jugador de Barracas Central asesinado, se descompensó dentro de la sala y tuvo que ser asistida por el personal médico, que llegó en una ambulancia pocos minutos después.

Hasta la cochería también llegaron los tres menores sobrevivientes que estaban junto a Lucas en el auto Volkswagen Suran al momento de ser interceptados por los policías porteño el miércoles pasado. De acuerdo con la información consignada por la agencia Télam, hasta las 20 se planificó una ceremonia reservada a los familiares más cercanos de la víctima, para luego abrir la sala y permitir el acceso a los amigos.

Mientras tanto, afuera de la casa velatoria se observaron grupos de adolescentes que entre lágrimas se consolaron entre sí y luego se organizaron para ingresar. Según se informó, el velatorio fue interrumpido cerca de las 23 del sábado y seguirá este domingo de 8 a 10. Después inhumarán los restos de Lucas en el Cementerio Parque Iraola de Hudson.

Aún cuando no se sabía del comienzo del velatorio, debido al trámite de la autopsia, en las calles de la zona comenzaron a juntarse amigos del adolescente baleado y lucieron remeras con la frase “Justicia por Lucas”. Del mismo modo, los alrededores de la sala velatoria empezaron a ser adornados con distintas banderas y pasacalles, uno de los más visible colgado en la reja de la cochería, con el escudo del club Defensa y Justicia, y el mismo pedido de justicia.

El tío de Lucas luego mencionó a los tres adolescentes que viajaban junto a su sobrino en el auto en el momento en que fue baleado, y dijo que son “tres chicos a los que les mataron a un compañero en la cara”, por lo que “hay que seguirlos, hay que acompañarlos”. ”No nos dejen solos en este acompañamiento el lunes, necesitamos que el lunes vengan todos”, concluyó Emanuel, en referencia a la marcha prevista para ese día hacia el Palacio de Tribunales porteño.

Fuente: Infobae

Lo más leído