WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Qatar a la vista

Con Messi a la cabeza, Argentina visita a Venezuela

El campo de entrenamiento de La Guaira no ayudó. Y los días de trabajo fueron pocos, desde que el grupo empezó a reencontrarse el lunes. Aunque no son variables que preocupen a Lionel Scaloni, de cara al duelo de este jueves por la noche, ante Venezuela, por las Eliminatorias. El técnico remarcó que los 50 y pico de días concentrados en la Copa América ayudan a que practicar sea “casi secundario”; que ese tiempo, en el que la Selección Argentina terminó de forjar una identidad, “ayuda a preparar mejor el partido”. Por primera vez, el campeón sale a la cancha y lo que se verá “no va a variar mucho de lo que jugamos en la Copa”.

Lo que realmente preocupa al Lio DT es creérsela. Que el plantel se relaje. “Pensar que está todo hecho es un error”, señaló desde Caracas. Y bajó línea: “Lo poco que pude hablar con el grupo es que les dejé claro que ahora viene un nuevo desafío. Todas las selecciones van a querer ganarle al campeón, eso es una dificultad añadida. Esto sigue, tenemos la necesidad de seguir sumando puntos y hacer una buena eliminatoria. Pero el ganar hace que el equipo se siente más confiado. Las Eliminatorias son difíciles siempre, con rivales complicados”. Y en el mismo tono, el entrenador agregó: “Fuimos campeones hace muy poco tiempo y ahora tenemos que volver a estar a la altura. Si no hubiéramos salido campeones también íbamos a tener que seguir compitiendo. Esto es una rueda y lo único que vale es darlo todo”.

Locura por Messi en Caracas. (AFP)

Locura por Messi en Caracas. (AFP)

Lo que dejó la consagración en Brasil es una base importante de jugadores. Y nombre más, nombre menos, el 11 puede variar aunque no se resiente. No estarán Cuti Romero y Paredes, suspendidos, y jugarán Pezzella y Guido Rodríguez, dos que dieron la talla. Como en la final contra Brasil, Acuña le gana el duelo como 3 a Tagliafico y Nahuel Molina le saca una luz de ventaja a Montiel en la otra banda, que llega sin ritmo desde que se lesionó. Con Messi confirmado por Scaloni y con Di María adentro, la última duda está en la inclusión de Gio Lo Celso, dentro de un 4-3-3, o de Nicolás González, para un 4-4-2.

“Hemos hablado con la mayoría para ver su estado físico, pero no está definido. Es un momento delicado. Son tres partidos en pocos días (jueves-domingo-jueves) y hay que administrar las fuerzas. También tener en cuenta el tema de las amarillas. En base a lo que pase con Venezuela, con eventuales sancionados o cargas, veremos lo que pasará en el próximo partido. En principio, pondremos lo mejor”, remarcó el técnico.

En capilla, son diez: Pezzella, Otamendi, De Paul, Lautaro, Lo Celso, Tagliafico, Montiel, Palacios, Martínez Quarta y Nico Domínguez. Después de la Vinotinto, se viene el clásico en San Pablo y Bolivia, en River, en la vuelta del público al fútbol en la Argentina. Y Scaloni va a necesitar de todos.

Una preocupación es lo poco rodado que llegan varios futbolistas. “Es una fecha complicada por el calendario. Siempre la fecha siguiente a la pretemporada es complicada, por los viajes y por los minutos de los jugadores. Igual, todos tenemos la misma dificultad. Uno prefiere que jueguen la mayor cantidad de partidos. Si sumás todos los de la Selección, pueden jugar 60 y pico al año. Si juegan la mitad, son 30. Es muy difícil que un jugador no venga rodado. La dificultad es esta convocatoria, porque algunos aún no tienen minutos. A lo largo de la temporada los van a tener. A nivel físico están al 100% y el resto se suple con las ganas de estar”, tranquilizó.

En ese sentido, Scaloni no fue ajeno a la polémica con las ligas de Europa de no prestar a los jugadores. “Quiero recalcar la postura de nuestros futbolistas por ser parte, es un plus que tenemos. Les agradezco por haber venido, es un paso adelante de la Selección. Desde que formo parte de las Selecciones, tanto en las Juveniles como en la Mayor, siempre vi la misma predisposición. Cuando se gana algo se magnifica todo, pero los jugadores argentinos siempre quieren estar. Y eso es un plus. Ahora viene algo lindo, es un desafío importante clasificar al Mundial”.

Con un tercio del camino recorrido, la Selección está en puestos de clasificación a Qatar 2022 (hay cuatro boletos directos y un quinto va a un repechaje). Luego de esta triple fecha, vendrán otros tres partidos en octubre y dos clásicos en noviembre, contra Uruguay y Brasil. Ocho encuentros más, aunque Scaloni no quiere ver más allá del de este jueves, contra una Venezuela que marcha novena (última en puntos, aunque con mejor diferencia de gol que Perú) y que estrena técnico, el interino Leonardo González, tras el alejamiento del portugués José Peseiro. “La dificultad es máxima, contra un rival que nos complicó en las últimas visitas, con jugadores de buen nivel. Sacando un resultado positivo se abre otra manera de afrontar los otros dos partidos. Pero este partido, el primero, es para nosotros el más difícil. La Selección está bien, pero esto es empezar de cero otra vez”, dijo Scaloni.

Fuente: Olé


Lo más leído