WhatsApp de Publicidad
Seguinos

"pistolero de Universitario"

Un perito dijo que Frers no actuó bajo emoción violenta

Se trata del sujeto que el mes pasado baleó al novio de su hija y lo mandó al hospital. Lo acusaba de haberla violado. Ahora el Fiscal pedirá la prisión preventiva.

Un perito oficial determinó que Gastón María Frers, el “suegro pistolero”, no actuó bajo el estado de emoción violenta. Y eso complica aún más su situación con la Justicia.

Se trata del hombre de 44 años que el mes pasado le disparó cuatro tiros a Federico Ignacio Carreño, quien fuera pareja de su hija Aldana, en pleno Barrio Universitario.

Según argumentó, la joven era sometida por Carreño. Ante el fiscal Viego, el agresor reconoció que ese día puso un grabador en la mochila de su hija y escuchó cuando era abusada. Por eso el brutal ataque.

Ahora, con este resultado de la evaluación, el fiscal pidió que se otorgue la prisión preventiva para el sujeto que está acusado de tentativa de homicidio agravado.

“Es injusto que mi papá esté preso”

Aldana es la hija de Frers, y en diálogo con LA BRÚJULA 24, ella defendió a su papá -del mismo modo que lo hizo ante las autoridades judiciales- y dijo que “él me salvó”.

En un mano a mano con el periodista Germán Sasso, la joven de 23 años refirió que “es injusto que mi padre esté detenido por salvarme de otra violación. Ese día me estaba por ir a trabajar, mi papá se enteró de todo y me puso un grabador en la mochila porque se ve que tenía dudas, sospechas de que yo la estaba pasando mal en esa relación, de que había violencia. De hecho hay mensajes que salen en los medios en los que mi pareja me amenaza, me insulta, me dice que voy a formar parte de las estadísticas”.

“Mi papá me pone el grabador y ese día yo escucho que mi pareja llega, pone el freno de mano y hace un ruido característico, por eso me doy cuenta de que era él. Mi mamá me pide que haga la denuncia, discutimos, y veo que mi papá sale disparado para afuera y ahí es cuando escucho las detonaciones. Cuando salgo a mi papá no lo reconozco, le empiezo a gritar y no me escucha, no me ve, no se da cuenta. Y ahí es donde pasa todo lo que se ve en las imágenes de las cámaras de seguridad”.


Lo más leído