WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Copa América

La increíble historia del argentino que consiguió la primera entrada para la final

Ayer por la tarde a Gonzalo Damore lo reconocieron propios y extraños. Su teléfono recibió cientos de mensajes de amigos y familiares e incontables notificaciones de desconocidos en las redes sociales. Todo en un mismo teléfono. Todo en una misma jornada frenética en la que se convirtió en el primer argentino en conseguir una entrada para ver la final de la Copa América.

Su rostro sonriente se viralizó tras la publicación que Daniel Scioli, embajador de la Argentina en Brasil, realizó en su cuenta de Twitter. “¡‘Colo’ Damore es el primer argentino con su acreditación para mañana!”, redactó el exgobernador de la provincia de Buenos Aires. Junto a sus palabras una imagen: la del hombre de 36 años, quien vive hace seis en el país vecino.

“Estoy ansioso, me costó mucho dormir. Lo de ayer fue todo muy improvisado e inexplicable. Todavía no lo puedo creer. Me enteré a la mañana por mi hermano, que me avisó por WhatsApp. No había información acerca de dónde las iban a entregar. Supuse que todos los que vivimos en Río de Janeiro íbamos a querer ir a la cancha. Yo vivo a 70 kilómetros de la ciudad, precisamente en Petrópolis, en las afueras. Llegué al consulado argentino después del mediodía y me di cuenta que iba a ser ahí”, relató Damore esta mañana.

“Tenía la suerte de tener un PCR porque voy a viajar en estos días. Además estoy legalizado. El consulado exigía tener DNI argentino, residencia en Brasil y un PCR realizado con menos de 48 horas de antelación. Había muy poca gente. Al ser 9 de julio el consulado no trabajaba. Y muchos hinchas fueron al Maracaná, porque pensaron que las iban a entregar ahí. Otros al banderazo. Entonces quedé primero en la fila hasta que ingresó alguien de Conmebol y de la embajada”, agregó.

“Me vine a Brasil de novio, tuvimos un hijo y me quedé. Después me separé de la mamá de mi nene, pero sigo acá porque ella es brasileña y él también. Acá me dedico a la venta de vinos argentinos”, contó.

“Acá era un día laborable. La gente se empezó a preparar temprano, pero muchos estaban trabajando. Eso fue favorable para mi. Las entradas las empezaron a dar a las 17. Una vez adentro nos recibió la gente del consulado. Verificaron la documentación y en una segunda mesa había dos médicos brasileños, que constataban que las dos copias de PCR que pedían estén bien. Me sellaron los papeles y me dieron uno que tengo que presentar esta noche en la cancha. Después me sacaron una foto, imprimieron la credencial y listo. Fue muy rápido”, explicó.

Tras la viralización de su imagen con la credencial, Damore fue víctima de burlas en las redes por ser colorado. “Cargo con eso desde chiquito y no soy del tipo de gente que cree en la mufa. Te cuento algo: fui a todos los partidos de Argentina en el Mundial 2014 menos a la final. Eso significa que soy el colorado que trae buena suerte. Y es más, para mí es una ventaja ser colorado porque todos me recuerdan. Scioli me vio en la entrada y cuando subimos me reconoció. Si Twitter me dice que soy mufa tengo más esperanza”.

Respecto a su encuentro con el embajador argentino, Damore manifestó que tuvo “poquísimo diálogo” y que fue Scioli quien se puso al hombro la organización de las credenciales. “Me considero un tipo con suerte. Soy el primer argentino que vuelve a la cancha de manera oficial. Si bien algunos habrán ido en Europa, soy el primero que está habilitado para ver a la Selección. En 2011 mi hermano ganó un concurso en Twitter y viajamos a Barcelona a ver a (Lionel) Messi. Tengo suerte”, continuó.

Damore sostuvo: “¿Qué voy a hacer antes del partido? Ir a ver a Miguelito, mi hijito. Estamos en pandemia y estoy cuidándome muchísimo, por eso lo quiero ver antes y no después. No quiero enfermarme y contagiar a alguien. Además le quiero contar que papá va a ver una final, aunque no entienda mucho. En Argentina soy hincha de Boca y acá he ido a ver muchas veces a Flamengo. Y a Miguelito lo he llevado”.

“Cuando murió Maradona lloré como un desconsolado y le conté a mi hijo quién era. Por eso yo creo que hoy él quiere que gane Argentina”, completó.

Fuente: TN


Lo más leído