WhatsApp de Publicidad
Seguinos

ganó por la mínima

Brasil venció a Perú y jugará la final de la Copa América

Fue superior y accedió sin mayores problemas al duelo decisivo. Espera por un rival que saldrá del duelo entre Argentina y Colombia.

Brasil se impuso por la mínima ante Perú y se clasificó a la gran final de la Copa América. El último campeón celebró el gol de Lucas Paquetá y pese a que en el segundo tiempo sufrió por momentos, en los 90 minutos fue superior y accedió sin mayores problemas al duelo decisivo. El martes se conocerá su rival: la Argentina o Colombia.

El partido arrancó sin mayores oportunidades de gol, con ambos elencos luchando no sólo por adueñarse del balón, sino también por poder asentarse en un terreno de juego que, como en todo el certamen, está lejos de tener un estado aceptable. La primera situación del partido fue a los 7 minutos, cuando Richarlison pudo romper con un pique al vació por derecha, dejó en el camino a Pedro Gallese y lanzó un centro atrás al quedarse sin ángulo. Quien apareció en velocidad fue Neymar, que no pudo definir con comodidad porque llegó mal pisado y pateó desviado.

Con el correr del cronómetro, el local se fue adueñando de la posesión del balón y empezó a acercarse al arco de Gallese. El arquero peruano tuvo que aparecer para tapar un tiro libre potente y lejano de Casemiro y otra de Everton, en una acción individual por derecha del punta. Pero la gran aparición del portero fue a los 18 minutos en una triple tapada espectacular.

Finalmente, la resistencia de Perú se rompió gracias a la habilidad de Neymar. El Diez apareció por izquierda en un contragolpe, juntó tres marcas en el borde del área y escapó con un caño tras una pisada para lanzar el centro atrás que encontró libre a Paquetá. El jugador del Olympique de Lyon tuvo que empujar la pelota de zurda para macar el 1 a 0 y desatar la alegría del país anfitrión.

En el complemento, Gareca mandó a la cancha a Marcos López y a Raziel García en lugar de Miguel Trauco y Christian Ramos para romper con la línea de cinco y apostar por un esquema más ofensivo que lo acerque al arco de Ederson, espectador de lujo en la etapa inicial.

El combinado peruano pudo adelantar las líneas y por momentos acorraló al defensor del título, pero se expuso a un posible contragolpe. Tité mandó entonces a la cancha a Everton Ribeiro, en lugar de Everton, pero la tónica del juego no cambió demasiado y se siguió jugando lejos de las áreas.

Pese a que ambos entrenadores siguieron haciendo cambios, ninguno pudo encontrar la llave para lastimar al rival. Brasil retrocedió metros en el terreno pero no elaboró ningún contraataque demasiado riesgoso paras Gallese y por su parte Perú tampoco consiguió generar demasiado peligro, pese a que tuvo más la pelota y se alejó de su arco.

Fuente: Infobae

Lo más leído