WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

Realidad que duele: el desesperado pedido de ayuda de una madre

Vive sola con sus cinco hijos. Trabajaba en un salón de fiestas hasta que llegó la pandemia y se quedó sin nada. Como pudo levantó una precaria vivienda, pero el frío complica todo.

Silvana y sus cinco hijos de 8, 9, 10, 11 y 16 años la están pasando mal. Ella no tiene trabajo y, como pudo, levantó un ranchito de chapas en Pablo Lejarraga al 2200, en Altos Sánchez Elías. Pero las necesidades son muchas. Una realidad que duele.

Un dato no menor es que autoridades de la Escuela Primaria 72 contactaron a la producción de La Brújula 24 para dar a conocer su situación. Ellos la asisten, pero lógicamente por su delicado presente, no alcanza. Y ella, esta mañana, habló con el móvil de la emisora.

"Acá lo que necesitamos es ropa de abrigo y algo para tapar un poco porque entra frío por todos lados. Vivía en otro lugar, pero tuve que vender mi casa por problemas de violencia de género, tuvimos que dejar todo. Estoy sola con mis cinco nenes. La vecina de al lado me ayuda mucho los días de lluvia, me ha llevado para quedarme con ella porque entraba agua. No tengo baño, nada. Nos bañamos en un fuentón", comentó la mujer.

Y agregó: "Encima ahora me jodí la espalda por estar paleando para sacar un árbol que estaba en el medio del patio para poder levantar algo con material. Cuatro de los nenes son asmáticos y no podemos seguir así con este frío. Hace tres meses compré acá y me dijeron que tenía agua y luz, pero no había nada".

Además, consultada respecto de sus principales necesidades, lo más urgente, Silvana comentó que "ropa de abrigo, camperas y zapatillas", y señaló que "comida me trajo la directora -de la escuela-, dos bolsitas de mercadería y unas medias". "A veces vamos a buscar a un merendero, comemos en el día a día, lo que se tiene".

"Yo trabajaba de moza en salones de eventos y con la pandemia me quedé sin laburo", concluyó. Y brindó su teléfono de contacto ante la posibilidad de recibir algún tipo de ayuda: 2932-418955.

Cabe destacar que en el caso ya tomó intervención la oficina de Políticas Sociales de la comuna.

Lo más leído