WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Se anunciarán en las próximas horas

Con el aval de los gobernadores, el Presidente impondrá más límites a la circulación

Alberto Fernández pidió “hacer cumplir el DNU vigente y ver qué mas se puede hacer para redoblar esfuerzos para la prevención de contagios”.

El presidente Alberto Fernández encabezó una reunión por videoconferencia que duró casi tres horas con otros 12 gobernadores en la que se insistió en que la mejor manera de controlar la pandemia de coronavirus que azota a la Argentina con máxima dureza es “hacer cumplir el DNU vigente y ver que mas se va a hacer para redoblar esfuerzos para la prevención de contagios y detener la circulación del virus”.

El Presidente cosechó consenso político para avanzar con medidas más estrictas. “Percibimos un clima de cierre”, dijo un alto funcionario nacional sobre la recepción que encontraron entre los gobernadores durante la reunión. “Y Larreta quiere coordinar”, agregó.

El Presidente espera que, esta vez, sean los mandatarios provinciales los que vayan a fondo con medidas y el control en sus territorios. A eso los intimó, decidido a tomar él mismo las decisiones si ve que las provincias no reaccionan. Fernández les pidió a los mandatarios “hacer cumplir el DNU vigente” y analizar “qué más pueden hacer” para detener la circulación del virus. “No podemos dejar crecer más los casos, sino no hay sistema de salud que aguante”, transmitió el jefe de estado. En la Casa Rosada no precisaron cuándo se haría el anuncio oficial, pero no descartaban totalmente la posibilidad de que fuera hoy mismo.

Lo que aún resta definir es si las nuevas medidas quedarán por escrito en el DNU nacional, o si será una potestad de cada gobernador. El “plan A” que manejaba el Gobierno era el prorrogar el DNU actual, que fija una serie de medidas de mínima, para que luego los mandatarios provinciales avancen con restricciones adicionales en sus provincias.

 “La idea original es que el DNU siga como está, con los parámetros sanitarios. Por eso presionamos a los gobernadores para que tomen medidas adicionales que restrinjan aún más la circulación. Si vemos que no lo hacen, agregamos más medidas en el DNU”, señaló.

A pesar de haber cosechado consenso político, Fernández tenía que definir si las nuevas restricciones pasarán por su lapicera y tendrán alcance nacional, o si confía en las provincias para que bajen el martillo. Culminada la ronda de consultas (con expertos y con las provincias) el Presidente esperaba sentarse con su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, para tomar las resoluciones finales, que se comunicarían oficialmente entre hoy a la noche y mañana temprano.

Hasta ahora, el DNU toma como referencia tres indicadores: aumento de los contagios en los últimos 14 días (razón), cantidad de casos sobre la población (incidencia) y ocupación de las camas de terapia intensiva. Así, divide al país en cuatro grupos -bajo, medio y alto riesgo y alarma epidemiológica- con distinto nivel de restricciones.

A la luz del aumento de casos en los últimos días en provincias como Córdoba, Santa Fe y Mendoza -además del AMBA- son cada vez más los lugares que quedarían catalogados en “alarma epidemiológica”. En esas regiones, está prohibida la circulación a partir de las 20 y suspendidas las clases presenciales, entre otras medidas.

En el intercambio con los especialistas, los expertos plantearon al Presidente que se asiste a un escenario “muy complejo”, ya que hay “mucha diseminación de variantes de alta transmisibilidad” y una mortalidad preocupante. Los expertos reclamaron terminar con la atención en los locales gastronómicos, cerrar comercios no esenciales y sostener la virtualidad educativa.

(Fuente: La Nación e Infobae)


Lo más leído