WhatsApp de Publicidad
Seguinos

fuertes declaraciones

Castrilli calificó de "pésimo" el arbitraje de Tello en el Superclásico

Javier Castrilli dirigió su último partido el 27 de septiembre de 1998 y desde entonces nunca dejó el interés por la profesión. Habitué con sus críticas hacia los arbitrajes argentinos fin de semana tras fin de semana, no iba a dejar pasar los errores arbitrales del superclásico. En este contexto, Castrilli estalló con la actuación del árbitro principal Facundo Tello y del asistente Julio Fernández. Los criticó duramente. "El arbitraje de Tello fue pésimo", sostuvo.

Carlos Tevez, David Martínez, Milton Casco, Cristian Medina y Fabrizio Angileri disputando la pelota. (Marcelo Endelli/Pool via AP)
Carlos Tevez, David Martínez, Milton Casco, Cristian Medina y Fabrizio Angileri disputando la pelota. (Marcelo Endelli/Pool via AP)

Lo primero contra lo que apuntó Castrilli fue la decisión de Tello de no expulsar a Marcos Rojo a los siete minutos de haber iniciado el partido tras una fuerte entrada sobre Agustín Fontana. "Creo que ayer todos vimos como el miedo se fue apoderando de un árbitro. Le hizo perder la libertad, el temor a tomar decisiones en el momento de la verdad y de esa manera, dedicarse a sacar el partido. Perdió la concentración nomas empezó el partido. A los siete minutos la patada de Rojo, estoy cansado de que los centrales tengan carta abierta para pegar demencialmente cuando salen de la posición como forma de marcarle el terreno. No sé de dónde sacan que en un Boca-River no se puede expulsar a los siete minutos. Lo de Rojo es roja directa. Fue directamente a pegarle", declaró.

Luego, continuó con el empujón de Carlos Tevez sobre la espalda de Jonatan Maidana, que derivó en el 1 a 0 de Boca sobre River: "Se ve claramente como el brazo derecho de Tevez impacta sobre la espalda de Maidana, lo empuja. Con un árbitro con todas las posibilidades de haberlo visto. Eso es no entender el juego, no solo se entiende mirando el balón, el árbitro tiene que prever lo que va a ocurrir".

Y agregó: "Medina venía con el balón dominado, el marcador de River (Angileri) estaba a dos o tres metros, no tenía ninguna posibilidad de quitar el balón, y ya justo cuando se predispone a patear, Tello tiene que ver que está ocurriendo en el área. De cualquier manera, no fue solo falla de Tello, el árbitro asistente estaba de frente, es imperdonable, él ni siquiera tiene que ver el balón porque escucha el zapatazo. Tendría que haber estado en clara posición de poder observar. El árbitro asistente tiene el campo visual para ver esa falta y no la vio. Esta jugada es 50% de Tello y 50% del asistente".

Fuente: Olé


Lo más leído