WhatsApp de Publicidad
Seguinos

“qué crack que es”

Un futbolista argentino presenció la nueva victoria de Campazzo y los Nuggets

Ramón “Wanchope” Ábila estuvo en el estadio de Minnesota Timberwolves y presenció el 114 a 103 en el que su comprovinciano hizo 6 puntos, 9 asistencias y 3 rebotes.

“Que cracks sos @facucampazzo”, publicó en Instagram un aficionado cordobés al básquetbol, que acompañó la frase con un icono de una pelota naranja. Ese deportista cordobés estaba en el estadio, el Target Center, de Minneapolis. En esa ciudad se desempeña Ramón “Wanchope” Ábila, el futbolista que este miércoles consiguió su primer gol para Minnesota United en la Major League Soccer. Y que un día después fue a ver a su comprovinciano Facundo Campazzo en la NBA.

El base de Denver Nuggets se enfrentaba con un equipo de Minnesota, Timberwolves, pero es de creer que Ábila hizo fuerza para que ganara su compatriota y admirado. En ese sentido le fue bien, porque se repitió lo que viene sucediendo desde 2018: Denver venciendo a Minnesota. Esta vez, por 114 a 103. Pero el número 7 tuvo una actuación irregular: buena en los pases y floja en los tiros, como viene sucediendo últimamente.

Campazzo intentó 5 dobles; acertó 2. Procuró 3 triples: erró todos. Sí embocó sus dos tiros libres, un rubro en el que viene rindiendo quizás como nunca en su carrera (87,6%). Con eso, concluyó con discretos 6 puntos, casi su promedio de la temporada (6,2), que incluye toda la gran proporción en la que participaba poco en el juego del equipo.

Compacto de la actuación de Campazzo contra Minnesota

En cambio, registró 9 asistencias, una muy buena cifra para sus 32 minutos de acción, aunque algunas de ellas son cuestionables a estándar FIBA (a veces el receptor del pase-gol maniobra demasiado antes de convertir). A eso agregó 3 rebotes y, en contrapartida, 3 pérdidas. Como se dijo, una producción irregular del base cordobés.

Que al finalizar el partido se saludó con un ex colega de puesto, Pablo Prigioni, también ex jugador de Real Madrid. Con el hoy asistente técnico de Timberwolves y Ábila, hubo tres cordobeses en el estadio, una rareza en la fría Minnesota.

Por Denver no jugó, para tener descanso, Michael Porter Jr., uno de sus mayores goleadores y con quien Campazzo se entiende muy bien en el perímetro. Otro de sus interlocutores en el parquet es Nikola Jokic (31 tantos, 14 rebotes, 4 asistencias), el pivote con quien intercambió papeles en una acción a mediados del primer cuarto: por el eje de la cancha, el serbio habilitó con un pase desde el perímetro al argentino, que estaba casi debajo del aro y convirtió sin marca.

“Dos puntos, no obstante seguimos amando a Facu”

No es claro si a Facundo, como ya pasó con varios compañeros, le tocará alguna noche libre para reposar, porque queda muy poco de etapa regular en la NBA (dos encuentros) y pronto, el sábado 22, se iniciarán los playoffs. Por lo pronto, este viernes a las 21 de Buenos Aires Denver se presentará en Detroit, en otro compromiso que debería ser accesible: Pistons es el segundo entre los equipos de peores marcas en la NBA.

“Aún podemos verte, @facucampazzo”

Fuente: La Nación


Lo más leído