WhatsApp de Publicidad
Seguinos

El drama de un exVilla Mitre

"Me rompí los ligamentos y el presidente del club dejó de contestarme las llamadas"

Alan González sufrió una dura lesión el pasado 21 de febrero y todavía sigue esperando por una resolución.

Una dura lesión, promesas incumplidas, teléfonos que de pronto dejaron de responder y una enorme sensación de incertidumbre. El defensor Alan González atraviesa un duro momento desde el pasado 21 de febrero, cuando sufrió una rotura en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda jugando para Atlético San Martín de Mendoza en el Regional Amateur.

El exVillaMitre lleva tres meses sin poder jugar, ni realizar ninguna actividad ya que el club mendocino decidió no hacerse cargo de la intervención. Inclusive, el presidente de la entidad decidió bloquearlo del teléfono.

"Al otro día de la lesión, me comuniqué con el presidente para organizar cómo sería el proceso. En primer momento me dijeron que me podía operar en Bahía, pero cuando mandé el presupuesto me contestaron que la intervención debía ser en Mendoza. A partir de ahí, empecé a mandarle mensajes par que me avisen cuándo me iba a poder operar y un par de días más tarde, el presidente me bloqueó, por lo que dejé de tener contacto con él", mencionó González.

A partir de ese momento, Alan solamente mantuvo contacto solamente con el manager de la institución mendocina.

"El presidente salió a decir que yo me había negado a ir a operarme a Mendoza. Es más, mediante mis compañeros pude averiguar el teléfono del médico que supuestamente me iba a operar allá, porque me decían que el problema era que no llegaban los tornillos y que era el doctor el que se hacía cargo de ese trámite. Cuando lo llamé, me dijo que no era así, que él solamente era quien hacía la intervención", explicó.

Así fue como el pasado 29 de abril, Alan le envió una carta documento al club. Sin embargo, la respuesta fue que el jugador se negó a ir a Mendoza. Ante este panorama, González decidió realizar un video contando su situación que, afortunadamente, tuvo una enorme repercusión.

"Lo que reclamaba es un resarcimiento económico porque no puedo trabajar. Llevo tres meses sin operarme, tres sin cobrar y me quedan seis de recuperación", explicó.

"Después del video se comunicó mucha gente de San Martín. Están haciendo una movida importante para pagarme la operación. Eso son las cosas que a uno lo reconfortan", finalizó Alan.


Lo más leído