WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló el tío de la víctima

“El fallo contra Ochoa es el más importante en la historia de la accidentología”

En las últimas horas, la Sala II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires confirmó la condena a 12 años de prisión para Galo Ochoa, el hombre acusado de atropellar y matar bajo los efectos del alcohol a Matías Streitenberger durante la madrugada del 1º de enero de 2018.

Rafael Morini, tío de la víctima, reveló en LA BRÚJULA 24 sus sensaciones a partir del veredicto conocido ayer: “Da un poco más de tranquilidad para ir cerrando la parte más dolorosa que es el juicio. Fue un proceso que toda la familia atravesó y fue durísimo porque se reconstruyó el caso, con detalles aterradores de solo pensarlos”.

“Saber que Matías vivió todo eso duele, pero el fallo da un poco de paz y permite cerrar una etapa. Mi sobrino tenía 18 años y todos los que lo conocieron sabían que era un chico de mucha sinceridad y bondad. Todos los días se lo extraña un poco más. Desde hace un tiempo, los dos herederos de la familia (Ochoa y la hermana) han tratado de vender los derechos sucesorios para que esto no siga adelante, dentro del marco de la instancia civil”, reflexionó Morini, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Rafael Morini.

Asimismo, resaltó la fortaleza para sobrellevar lo acontecido: “Fue fundamental no bajar los brazos y seguir adelante, porque solo buscábamos un poco de paz, con un fallo que es uno de los más importantes en la historia de la accidentología. A cualquiera nos puede pasar, pero la enseñanza que deja es que a la hora de subirse a un auto puede arruinarse la vida o hacerlo con una familia que sufre una pérdida”.

“Ojalá que estos 12 años sirvan, más allá de que no mitiga por completo el sufrimiento, pero marca jurisprudencia y no deje a una persona sin derecho a la vida y la pérdida irreparable para una familia entera. Al poco tiempo de lo ocurrido tomé la decisión de irme de Bahía porque no soportaba transitar por los mismos lugares que frecuentaba con Matías”, mencionó Morini, en otro segmento de la entrevista radial.

La vida de quien fuera concejal cambió a partir de aquel hecho: “Volver a Bahía por cuestiones laborales como me ocurre en la actualidad sigue siendo difícil. La angustia se me transformó en una emoción violenta porque iba al destacamento Patagonia a ver el auto o al lugar del hecho a perseguir a aquellos conductores que circulaban a gran velocidad. Las consecuencias son irreversibles, más allá de que uno trate de aprender a vivir con una mochila que llevará de por vida”.

Matías Streitenberger.

“Mientras Ochoa estaba diciendo que él iba a arreglar lo ocurrido con dos casas, la noticia en los medios y los testigos dejaron en claro que quería atropellar a alguien, manejando por la vereda. Luego del hecho, un testigo que es el policía que lo llevó al destacamento contó que lo único que le importaba a esta persona era comprar cigarrillos”, recordó, con indignación.

Y cerró: “Los jueces vieron esa conducta y dieron un fallo histórico, gracias también al trabajo de nuestro abogado Sebastián Martínez. En el sector se tomaron algunas medidas de demarcación o un semáforo que señala el peligro del lugar, pero el puente sería algo importante porque muchos chicos cruzan de un barrio al otro y, así, evitar que sucedan estos hechos. Ingreso a Bahía y, pese al radar o la demarcación, hay autos que circulan a más de 100 kilómetros por hora”.


Lo más leído