WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

"A mi papá lo mataron en vida": la grave denuncia de una mujer contra un geriátrico bahiense

Elsa Quinteros aseguró que Julio perdió 15 kilos en poco más de 20 días. "Tenía lastimaduras por todos lados", reveló. El caso ya está siendo investigado por la Justicia.

Elsa Quinteros una grave denuncia contra un geriátrico de la ciudad, luego de la amarga experiencia que vivió con su padre. Según el testimonio vertido en el programa Nunca es Tarde, Elsa asegura que Julio ingresó al mencionado hogar el pasado 3 de febrero y que apenas un par de semanas más tarde, ya había perdido cerca de 15 kilos.

"Mi papá tiene Alzheimer y glaucoma. Fui a PAMI y me derivaron a este lugar. Nos dieron turno para visitarlo el 27 de febrero y ahí le pedí a mi hermano que me grabe un video para ver cómo estaba. La imagen fue dramática porque tenía 15 kilos menos y ni siquiera había pasado un mes. Ahí le pedí a la asistente social del hogar si por favor podía aumentar el ritmo de visitas y me lo negaron", dijo.

Elsa criticó duramente a Eli Dodero y a un médico de apellido Criado, quienes según dijo son las autoridades del "Hogar Feliz San Agustín", ubicado en Oliverio Girondo y Las Toscas. "Nunca le pusieron las gotitas en los ojos y hasta le robaron las zapatillas", disparó.

Una semana después de aquella visita, Elsa recibió un llamado desde el hogar en la que le anunciaban que "lo habían tenido que internar porque hacía dos días que escupía la comida".

"Tenía escaras y lastimaduras por todos lados. Los responsables jamás me llamaron y tampoco dieron la cara. Mi papá ahora está internado desde hace 28 días en el Español, buscando recuperarse", reveló.

"La gente no dice nada, porque no sabe dónde meter a los abuelos. Esto es más serio de lo que se creer. Están matando a los viejos. No hay que hacer la vista gorda, porque esto claramente es abandono de persona", completó.

Por último, Elsa fue contundente y dijo que su padre está en las últimas y no sabe cuánto tiempo más podrá resistir. "A mi papá lo mataron en vida", cerró.

El móvil de LA BRÚJULA 24 se acercó a las instalaciones del hogar, pero no pudo tener contacto con sus autoridades, ya que, según sus empleadas, no se encontraban allí.

Lo más leído