WhatsApp de Publicidad
Seguinos

witcomb 2800

Fueron a arrestarlo por violento y terminó confesando otros delitos

Tenía un arma con la que amenazaba a su pareja. Le secuestraron el teléfono celular usado para vender droga, una ruleta electrónica que sería utilizada para el juego clandestino y una moto robada en noviembre de 2020.

Carlos Adrián Ávalos (50) fue arrestado y derivado a la seccional Séptima en los últimos minutos del martes, tras protagonizar un violento episodio que terminó por decantar en la imputación de una serie de delitos graves que fueron confesados ante el personal policial que participó en el procedimiento realizado en el interior de una vivienda ubicada en Witcomb al 2811.

Allí, los efectivos llegaron a partir de una denuncia por parte de la pareja de Ávalos quien se encontraba acompañada de su hija y afirmaba que el irascible sujeto la estaba amenazando a punta de pistola. Rápidamente lograron reducirlo y secuestrarle dos teléfonos celulares, de los cuales uno de ellos era utilizado para la compra y venta de estupefacientes.

También se incautó una ruleta electrónica que, según los dichos de la mujer, era utilizada para el juego clandestino, algo que el arrestado intentó negar. Y no termina allí, también se halló una moto –propiedad del capturado– sin la patente colocada, con el número de chasis borrado, la cual (luego del entrecruzamiento de datos) había sido robada a mediados de noviembre de 2020.

Dino Bragagnolo, comisario de la seccional Séptima, dio algunos otros detalles del operativo: “El arma estaba debajo de un almohadón, en un sillón del living de la vivienda. El celular puede guardar relación con una causa que está siendo investigada por la UFIJ Nº19”. 


Lo más leído