WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Regresó del exterior

Detectan en Córdoba un caso de infección con la variante brasileña de Manaos

El Ministerio de Salud de Córdoba informó que se detectó en la provincia la variante del virus SARS-CoV-2 que corresponde a la de Manaos, la capital del extenso estado de Amazonas, en una persona que regresó de un viaje al exterior.

La información que publicó el sitio web oficial de Casa de Gobierno detalla que el caso fue detectado a partir de investigaciones realizadas por el Laboratorio Central provincial, el Instituto de Virología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en el marco del Proyecto PAIS del Consorcio Argentino de Genómica de SARS-CoV-2.

Sin embargo, la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, consideró que el hallazgo “no es sinónimo de transmisión de esta nueva variante sino de detección oportuna, gracias al trabajo constante del equipo que viene monitoreando la circulación de estas variantes en todo el territorio cordobés”. Barbás sostuvo que los resultados de la investigación “van a permitir reevaluar las estrategias de las personas que regresan al país, así como reiterarle a la comunidad que, si vuelve del exterior, se haga el test al ingresar a la provincia, permanezca en aislamiento estricto durante 10 días y, antes del alta, vuelva a realizarse la prueba de PCR”.

Miguel Díaz, Director del Hospital Rawson, sostuvo que se detectó el caso por la bio-vigilancia que se hace. “Esto permite la detección precoz y actuar. Se realizaron las medidas que la provincia implementa en estos casos. Tenemos una activa comunicación con Brasil, de manera que era imposible que no se presentara. Uno puede tomar medidas sanitarias para reducir el impacto. La realidad sanitaria de Brasil es diferente a la nuestra. Las políticas deberían ser regionales pero cuando uno analiza Brasil, las medidas no fueron regionales”, explicó Díaz en comunicación con Radio con vos.

Pero, ¿qué sabemos sobre la cepa brasileña? Se la empieza a conocer popularmente como “P.1” y es el linaje de una variante del coronavirus que fue detectada en Manaos, Brasil, el 4 de diciembre pasado. Está poniendo en alerta a los sistemas de vigilancia epidemiológica del mundo porque se teme la posibilidad de que aumenten los contagios y las reinfecciones con el virus. Por sus características, podría limitar la eficacia de las vacunas y de los tratamientos.

Ayer, la reconocida patóloga Marta Cohen dijo en LA BRÚJULA 24, que las actuales vacunas no son eficaces contra esta variante de la enfermedad.

“En noviembre surgieron las variantes de Manaos y la de Sudáfrica. Si bien comparten ciertas características con la de Kent, tienen además un valor agregado. Se trata de una mutación que no es reconocida por algunos anticuerpos generados por las vacunas, haciendo que las mismas no sean eficaces”, agregó, generando un claro síntoma de alarma.

El pasado lunes, alrededor de 50 científicos pusieron en circulación una carta para pedir a las autoridades el cierre transitorio de fronteras y evitar, o al menos demorar, el avance de la cepa de COVID-19 que surgió en Manaos e hizo estragos en todo Brasil. Los referentes de distintas áreas que sumaron su firma a una lista que crece consideraron que la reducción de vuelos no es suficiente y pidieron medidas también en las fronteras terrestres y cuarentenas estrictas para quienes retornen de sitios con brotes. Si esa cepa comienza a expandirse, alertaron, “puede ser como empezar una pandemia de cero y posiblemente peor”.

Si bien los especialistas describieron como alarmante “el surgimiento de variantes nuevas de SARS-CoV-2 que se caracterizan por su mayor transmisibilidad, la mayor gravedad de los cuadros clínicos que ocasionan y, particularmente, por su capacidad de evadir la inmunidad protectora que confiere tanto la previa infección como algunas de las vacunas que actualmente se están administrando”, la preocupación central para ellos es la cepa P.1, la variante brasileña surgida en la Amazonia.

“Estamos pidiendo vuelos 0. Cancelar los vuelos que van hacia Brasil y pausar la repatriación de las personas que están allá o llevarla a cabo con una cuarentena estricta y controlada. Lo que vemos de la variante de Manaos, la variante P.1, es que no solo es más contagiosa sino que es capaz de infectar a personas que ya habían tenido coronavirus, es decir, de producir reinfecciones. Eso es lo que hace que permitir su circulación sea como arrancar una pandemia prácticamente de cero. En un contexto en donde los cuidados y las medidas de restricción son mucho menores que las del año pasado, si comenzara a circular de manera comunitaria esta variante, la velocidad de crecimiento de los casos sería espeluznante y realmente caótica”, explicó Rodrigo Quiroga, doctor en Ciencias Químicas de la UBA, especialista en análisis de datos y bioinformático del CONICET.

(Fuentes: Infobae y LB24)


Lo más leído