WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Nuevo paradigma

Por primera vez, los policías podrán usar pelo largo y hasta maquillarse

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) elaboró un reglamento de uniformes no binario. Desde la fuerza aseguran que "promueve el respeto por el trato digno".

Los hábitos cambian. Todo cambia. Por primera vez, los hombres que formen parte de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) podrán usar pelo largo, maquillarse y hasta pintarse las uñas con discreción, según lo establece el nuevo reglamento de uniformes no binario de la fuerza.

"El objetivo es ampliar derechos", explicaron desde la PSA y señalaron que la disposición "evita basarse en estereotipos y se centra en la operatividad de la labor policial, promoviendo el respeto por el trato digno y la identidad autopercibida de las y los integrantes de la fuerza".

La decisión de derribar con viejas imposiciones surgió a partir del reclamo de una oficial trans de la PSA que estaba en su etapa de transición hacia su identidad autopercibida. Según indicaron las fuentes, la agente planteó la necesidad de pintarse las uñas y delinearse los ojos no sin antes consultar si esa acción podría derivar en una sanción, debido a que el reglamento no lo contemplaba.

A partir del inédito pedido, se debatió el tema en una mesa de trabajo que incluyó a toda la estructura operacional de la fuerza y, finalmente, se resolvió elaborar un nuevo reglamento, el primero entre las fuerzas de seguridad del país que se adecúa a la identidad de género autopercibida por el agente.

Desde ahora, los hombres podrán usar barba o pelo largo recogido y no tendrán la obligación de ocultar tatuajes (en tanto no sean ofensivos o agresivos). Las mujeres, por su parte, no estarán obligadas a usar faldas en su conjunto de gala y aquellas que estén embarazadas o en período de lactancia no tendrán que usar ropas distintas del resto.

Líneas generales del nuevo reglamento:

  • Deja de basarse en géneros y estereotipos.
  • Se centra en la operatividad de la labor policial y el respeto de la identidad autopercibida de las y los integrantes de la fuerza.
  • Se prioriza la identidad de cada persona que integra la fuerza.
  • Se abandona el sistema de uniformes femenino – masculino.
  • Se brinda opciones de uniforme diverso e inclusivo.
  • Se rompe estereotipos binarios para ampliar derechos
  • Incluye diversidad en los cargos y grados jerárquicos.

Fuente: Perfil


Lo más leído